Inicio  





 Lo Más Visto
- Departamento de Energía de EE.UU. asegura que monitorea recientes apagones en Puerto Rico
- Walmart impulsa la capacitación financiera con nueva iniciativa
- ¿Tentado a probar un año sin compras? Aquí hay consejos de personas en EEUU que lo hacen
- Se quedan cortos los proyectos de energía renovable




  Orejitas
Bookmark & Share

Yahoo

(www.neomundo.com.ar) Habitualmente cuando se piensa en nutrición, irremediablemente las ideas que vienen a la cabeza tienen que ver con la alimentación.

Sin embargo, el concepto de nutrición es mucho más abarcativo y comprende, entre otras cuestiones, a la hidratación o ingesta de líquidos.

Es por eso que en el marco del XI Congreso Argentino de Graduados en Nutrición y XV Congreso de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Nutricionistas y Dietistas (CONFELANYD), encuentro llevado a cabo en Rosario entre referentes de este país y de la región, se debatió el tema y se concluyó que es necesario actualizar las recomendaciones incluidas al respecto en las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA).

LO MEJOR ES EL H2O

"Desde la línea de investigación que me toca coordinar en el Programa de Buenas Prácticas Nutricionales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), empezamos hace ya un tiempo a trabajar sobre otras categorías. Más precisamente el año pasado pusimos en agenda el tema del consumo de líquidos (agua y otras bebidas), dado que si bien en las GAPA, que fueron confeccionadas en el año 2000, se hace referencia a la necesidad de consumir 'más o menos dos litros de agua por día', la realidad es que desde ese momento a la actualidad las opciones cambiaron mucho. Esto, sin dudas, genera la necesidad de ser más precisos", comentó Sergio Britos, licenciado en Nutrición y presidente del Comité Científico del congreso.

2,5 LITROS

"También el año pasado conformamos un panel de especialistas para revisar todo lo referido al consumo de líquidos, y concluimos que actualmente el requerimiento subió y se ubica entre los 2 y 2, 5 litros por día. Una vez definido eso y analizando la oferta, revisamos cuáles son las mejores opciones, sus ventajas y sus desventajas. Eso es fundamental cual se trata de establecer un consejo cuantitativo", agregó Britos.

Actualmente, el perfil epidemiológico prevalente en la población argentina se caracteriza por el avance significativo del sobrepeso y la obesidad -condiciones que afectan al 53,4 % de los adultos-, la persistencia de algunas deficiencias de nutrientes (hierro, calcio, vitamina A y C, fibra, ácidos grasos omega 3) y el exceso en la ingesta de energía y nutrientes críticos (grasas saturadas, sodio y azúcares).

OPCIONES

Frente a este panorama, el agua se considera un nutriente esencial para la vida, ya que en términos de volumen, es el de mayor requerimiento. Para cubrir la ingesta de líquidos, según Britos "es necesario establecer recomendaciones claras y desagregadas sobre el consumo de las diferentes opciones de bebidas disponibles, sobre el consumo de agua en preparaciones (sopas, caldos, infusiones), y sobre la importancia de aumentar el consumo de agua de sus fuentes alimentarias principales (leche, hortalizas y frutas)".

CUANTO TOMAN

El estudio HidratAR realizado por el Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI) en 2010 concluyó que en la población argentina evaluada, el promedio de ingesta de líquidos es de 2 litros, pero que la mitad de la ingesta se realiza mediante bebidas e infusiones azucaradas; mientras que sólo el 21 % proviene de agua pura.

Éste y otros estudios fueron analizados por Britos y su equipo: "Otras investigaciones revisadas permiten concluir que las bebidas azucaradas aportan en promedio un 7 % de la ingesta energética diaria. Al sumar el azúcar utilizado en infusiones, ese valor asciende a 14 %. Por ende, las calorías dispensables (de baja calidad nutricional) de la dieta promedio de la población argentina representan algo más del doble de lo recomendado y los azúcares aportan casi el 60 % de las calorías dispensables", expuso el especialista.

"Justamente, uno de los desafíos de las políticas alimentarias y de las nuevas GAPA es la promoción de la disminución de calorías dispensables en la alimentación de los argentinos, lo que requiere un menor consumo de azúcares en sus dos formas de uso más frecuente: como endulzante de infusiones y de bebidas", completó el licenciado Britos.

RECOMENDACIONES SANAS

-La recomendación de ingesta diaria total de agua como bebidas es entre 2 y 2,5 litros.

- La mejor fuente es el agua potable y pura.

-La ingesta de azúcares no debe superar el 10 % de la ingesta energética diaria. En términos de bebidas azucaradas, se recomienda un máximo de 250 ml diarios.

-Es recomendable disminuir en forma progresiva la ingesta de bebidas azucaradas así como también el hábito de endulzar infusiones con azúcar.

- Es preferible el consumo de la fruta entera en lugar de jugos exprimidos o licuados, cuyo consumo es conveniente moderar, dado su aporte calórico.

-Existe alguna evidencia que relaciona la exposición temprana y reiterada a bebidas endulzadas con las preferencias a largo plazo por el sabor dulce, lo cual indirectamente podría tener relación con una mayor ingesta de alimentos de alta densidad calórica. La ingesta de bebidas dulces sin calorías debería ser moderada, no mayor a 500 ml diarios.

-El consumo de agua bajo la forma de sopas y caldos comerciales es una fuente elevada de sodio en la dieta.

(Fuente: ProSalud News)