Inicio  

 Lo Más Visto
- Evaluación de la marca de arroz Great Value grano largo
- Investigan presunto fraude en venta de café "Mi AEELA"
- Acusan a cocinero por tumbarse $38,000 del restaurante donde trabajaba
- La crisis económica se lleva el 35% de las oficinas de abogados
- Se roban planta eléctrica de facilidades de estatua de Colón




  Por el libro
Bookmark & Share

22 de febrero de 2011

El Nuevo Dia

WASHINGTON - El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, afirmó que el proyecto de presupuesto 2011 aprobado ayer en el pleno de la Cámara baja federal por la mayoría republicana tendrá un impacto negativo significativo en Puerto Rico.

Pierluisi llamó la atención principalmente a la medida republicana que le quitaría $720 anuales a los estudiantes universitarios que tienen acceso a las becas Pell.

"Reconozco y comparto la necesidad de reducir el déficit de la nación de una manera pensada. Pero estos recortes son los incorrectos, a los programas incorrectos y en el momento incorrecto", indicó Pierluisi, quien se vincula con los demócratas.

En su presupuesto de 2012, el presidente Barack Obama también ha sugerido eliminar el beneficio de las becas Pell para los programas de verano.

Pierluisi dijo que a los republicanos también se les va la mano al proponer reducciones en fondos para el programa COPS y en las asignaciones para garantizar la calidad y potabilidad del agua.

Por medio del programa COPS, dirigido al concepto de los policías municipales, se financia la contratación de 94 agentes de la Policía en la Isla, según Pierluisi.

El congresista demócrata José Serrano, quien es miembro del Comité de Asignaciones de la Cámara baja federal, considera que los republicanos le darán "doble fuete" a Puerto Rico, pues también impulsarán recortes significativos de cara al presupuesto 2012.

Pero, el también boricua Raúl Labrador, republicano por Idaho, votó a favor de los recortes, que totalizan cerca de $60,000 millones, y describió el plan cameral como "un paso en la dirección correcta".

Labrador sostuvo que las medidas republicanas limitarán gastos públicos que "han sido hostiles al crecimiento económico".