Inicio  





 Lo Más Visto
- Departamento de Energía de EE.UU. asegura que monitorea recientes apagones en Puerto Rico
- Walmart impulsa la capacitación financiera con nueva iniciativa
- ¿Tentado a probar un año sin compras? Aquí hay consejos de personas en EEUU que lo hacen
- Se quedan cortos los proyectos de energía renovable




  Orejitas
Bookmark & Share

3 de junio de 2009

FDA

La mayoría de los medicamentos se pueden botar en el basurero del hogar, pero los consumidores deben tomar ciertas precauciones antes de desecharlos, de acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, Food and Drug Administration). Algunos medicamentos deben arrojarse al inodoro, y un número creciente de programas comunitarios de "recuperación" ofrecen otra alternativa de eliminación segura.

Pautas para la eliminación de medicamentos

La FDA trabajó con la Oficina de Política Nacional de Control de Medicamentos (ONDCP, Office of National Drug Control Policy) de la Casa Blanca para desarrollar la primera guía para los consumidores para la eliminación adecuada de medicamentos con receta médica. Las pautas generales emitidas por la ONDCP en febrero de 2007 se resumen a continuación:

* Siga todas las instrucciones de eliminación que aparecen en la etiqueta del medicamento o la información para el paciente que acompaña el medicamento. No arroje medicamentos con receta al inodoro a menos que esta información le indique específicamente hacerlo.

* Si no se dan instrucciones, bote los medicamentos en el basurero del hogar, pero primero: Sáquelos de sus envases originales y mézclelos con sustancias indeseables, como sedimentos de café usado o arena para gatos. El medicamento será menos atractivo para niños y mascotas, e irreconocible para las personas que puedan revisar intencionalmente su basura. Colóquelos en una bolsa sellable, una lata vacía u otro envase para evitar que el medicamento se filtre o se salga de una bolsa de basura.

* Aproveche los programas de recuperación de medicamentos comunitarios que permiten que el público lleve los medicamentos si usar a una ubicación central para su eliminación adecuada. Llame al servicio de basura y reciclaje doméstico del gobierno de su ciudad o condado (consulte las páginas azules en la guía de teléfonos para saber si existe un programa de recuperación en su comunidad.

Ilisa Bernstein, Pharm.D., J.D., Directora de Asuntos Farmacéuticos de la FDA, nos brinda algunos consejos adicionales:

* Antes de deshacerse de un envase de medicamentos, raye toda la información de identificación en la etiqueta del medicamento de modo que no pueda leerse. Esto ayudará a proteger su identidad y la privacidad de su información personal de salud.

* No dé medicamentos a sus amigos. Los médicos recetan medicamentos de acuerdo a los síntomas específicos y los antecedentes médicos de una persona. Un medicamento que funciona para usted puede ser peligroso para otra persona.

* Cuando tenga dudas sobre la eliminación adecuada, hable con su farmacéutico.

Bernstein indica que los mismos métodos de eliminación para los medicamentos con receta se pueden aplicar también a los medicamentos de venta sin receta médica.

¿Por qué las precauciones?

Las instrucciones de eliminación que aparecen en la etiqueta son parte de la estrategia de "mitigación de los riesgos" de la FDA, afirma el Capt. Jim Hunter, R.Ph., M.P.H., Gerente Principal de Proyectos del Personal de sustancias controladas de la FDA. Cuando un medicamento contiene instrucciones de arrojarlo al inodoro, indica, es por que la FDA, trabajando junto con el fabricante, determinó que este método es la ruta de eliminación más apropiada y que representa el menor riesgo a la seguridad.

Aproximadamente una docena de medicamentos, como los analgésicos narcóticos potentes y otras sustancias controladas, tienen instrucciones para arrojarlos al inodoro a fin de reducir el peligro de uso o sobredosis no intencional y abuso ilegal.

Por ejemplo, el parche de fentanilo, un parche adhesivo que administra un potente analgésico a través de la piel, viene con instrucciones de arrojar al inodoro los parches usados o sobrantes. Demasiado fentanilo puede provocar problemas respiratorios graves y causar la muerte en bebés, niños, mascotas e incluso adultos, especialmente a los que no se les ha recetado el medicamento.

"Incluso después de que un parche se ha usado, sigue teniendo mucho medicamento", dice Hunter, "por lo que no es recomendable que tire a la basura algo que contiene un poderoso y potencialmente peligroso narcótico que podría dañar a otros".

Preocupaciones ambientales

A pesar de las razones de seguridad para arrojar los medicamentos al inodoro, algunas personas cuestionan la práctica debido a la preocupación sobre los niveles vestigios de residuos de medicamentos que se encuentran en el agua superficial, como ríos y lagos, y en algunos suministros comunitarios de agua potable.

Sin embargo, la manera principal en que los residuos de medicamentos ingresan a los sistemas de agua es porque las personas toman medicamentos y los eliminan naturalmente a través de sus cuerpos, afirma Raanan Bloom, Ph.D., un experto en evaluación ambiental en el Centro para la Evaluación e Investigación de Fármacos de la FDA. "El organismo no absorbe o metaboliza completamente la mayoría de los medicamentos, y éstos ingresan al ambiente después de pasar por las plantas de tratamiento de aguas residuales."

Una empresa que desea que la FDA apruebe su medicamento, debe presentar un paquete de solicitud a la agencia. La FDA exige, como parte del paquete de solicitud, una evaluación de la forma en que el uso del medicamento afectaría el medioambiente.

Algunas solicitudes de medicamentos se excluyen del requisito de evaluación, indica Bloom, en base a medidas anteriores de la agencia. "Para los medicamentos para los que se han exigido evaluaciones ambientales, no ha habido indicios de efectos al medioambiente a causa de arrojarlos al inodoro", afirma Bloom.

Además, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental, a la fecha, los científicos no han encontrado evidencias de efectos adversos a la salud humana a partir de los residuos farmacéuticos en el medioambiente.

No obstante, Hunter declara que la FDA no desea agregar residuos a los sistemas de agua de manera innecesaria. La agencia se encuentra en el proceso de revisar todas las etiquetas de medicamentos con instrucciones de eliminación para garantizar que los métodos recomendados para la eliminación sigan siendo adecuados.

Otra preocupación ambiental se relaciona con los inhaladores que utilizan las personas que padecen asma u otros problemas respiratorios, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Tradicionalmente, muchos inhaladores han contenido clorofluorocarbonos (CFC), un propelente que daña la capa de ozono protectora. Los inhaladores con CFC se están dejando de producir, y se están reemplazando con inhaladores más inocuos para el medioambiente. Dependiendo del tipo de producto y dónde vive usted, los inhaladores y productos en aerosol pueden botarse en el basurero del hogar o con los productos reciclables, o pueden considerarse desechos peligrosos y requerir un manejo especial. Lea las instrucciones en la etiqueta, ya que algunos inhaladores no deben perforarse ni arrojarse al fuego o a un incinerador. Para garantizar la eliminación adecuada, comuníquese con la instalación de basura y reciclaje de su comunidad.