Inicio  






  Pa'que te montes
Bookmark & Share

10 de agosto de 2017

Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles del mundo, anunció el martes una ambiciosa campaña destinada a mejorar su imagen, muy dañada por el escándalo de emisiones y las alegaciones de haber formado desde los años 90 un cartel con el resto de marcas alemanas.

El grupo ofrecerá en Alemania a los propietarios de coches diésel hasta la clase Euro 4 una ayuda de hasta 10.000 euros para la compra del modelo Touareg clase Euro 6, con una sola condición: los dueños deberán desguazar el coche viejo.

Las subvenciones que ofrecerá la firma a los propietarios se centran en la compra de nuevos modelos. El grupo entregará 2.000 euros por la compra de un Polo; 5.000 euros por un modelo Golf; 6.000 euros por un Touran y 8.000 euros por un Variant.

El plan incluye el llamado ‘premio del futuro’, un incentivo extra que oscila entre 1.000 y 2.380 euros para la compra de vehículos de energía alternativa, incluidos los eléctricos, los híbridos y los de gas natural.

“La marca Volkswagen ha puesto en marcha un programa medioambiental, con el cual desea hacer una contribución a la mejora de la calidad del aire en las ciudades”, señala un comunicado de la empresa.

La compañía también ha explicado que los incentivos son efectivos de inmediato y se extenderán hasta el 31 de diciembre del 2017. Un vocero aclaró que están considerando extender las ayudas al resto de Europa.

La campaña supone una respuesta al acuerdo pactado la semana pasada entre el Gobierno federal y VW, BMW y Daimler AG, destinado a reemplazar unos 15 millones de automóviles diésel en las grandes ciudades alemanas y a disminuir hasta más de un 25 por ciento las emisiones de dióxido de nitrógeno.

En la reunión, que fue bautizada como la ‘cumbre del diésel’, los fabricantes alemanes también se comprometieron a favorecer la compra de coches diésel no contaminantes (Euro 6) o de automóviles eléctricos.

BMW, por ejemplo, anunció un “premio de medio ambiente” de hasta 2.000 euros válido en toda Europa para los propietarios que deseen cambiar sus coches de la clase Euro 4, bajo la condición de que adquieran el modelo eléctrico i3, un coche híbrido o un diésel de la clase Euro 6. Daim-ler ha prometido, por su parte, ofrecer una suma de cuatro dígitos que todavía no ha concretado.

A la campaña anunciada por Volkswagen también se han sumado Audi y Porsche, ambas filiales del grupo VW.

Audi ofrecerá ayudas que oscilan desde los 3.000 hasta los 10.000 euros, mientras que Porsche brindará una prima de 5.000 euros por la compra de un todoterreno. Porsche dijo que estas ayudas se harán extensivas a toda Europa.

En su comunicación, la marca Volkswagen recuerda la existencia de un plan que sigue vigente y que fue aprobado en abril del 2016 por el Gobierno alemán y los fabricantes de coches.

En esa ocasión, el Gobierno aprobó el llamado plan nacional de desarrollo de la movilidad eléctrica, que incluía una prima de 4.000 euros para la compra de un coche eléctrico y 3.000 para un híbrido.