Inicio  



 Lo Más Visto
- Las “medidas extraordinarias” que deberá EE.UU. tras alcanzar su límite de endeudamiento
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Agricultores denuncian que no les dejan vender sus plátanos en Mercados Familiares
- El jefe de JPMorgan urge a los políticos de EE.UU. a no "jugar" con el techo de la deuda pública
- Cómo saber si la cerveza se ha echado a perder




  Orejitas
Bookmark & Share

Servicio Combinado

Como mucho, podíamos intentar acudir al par de tiendas especializadas que había, y finalmente, probar en las tiendas genéricas por si tenían, casualmente, ese tipo de producto, y en concreto, el modelo que buscábamos. Y si buscamos productos que se venden todos los días, como audífonos, la situación puede ser mortal, con un rango de precio que va desde unos cuantos dólares, a varios cientos de ellos. La cuestión que trataremos es... ¿Cómo elegir buenos audífonos?

1.- Piensa cuándo usas los audífonos. No es lo mismo una persona que utiliza los auriculares para hablar por teléfono, usándolos como manos libres, mientras anda por la calle, que una persona que trabaja en casa y que quiere escuchar música en alta calidad. Tampoco es igual comprar unos audífonos para hacer deporte, que unos que llevemos mientras estas trabajando. Determinar cuándo los vamos a utilizar será algo vital para elegir unos buenos audífonos.

2.- Establece un presupuesto. Aun así, sea cual sea el uso de los audífonos, podemos encontrar casi un rango de precios amplísimo, por lo que lo mejor será establecer un presupuesto, con un mínimo y un máximo, que podamos gastar. Y eso sí, es imprescindible ajustarse al mismo, pues muchas ofertas buscarán que gastemos un “poco” más en unos audífonos algo mejores.

3.- In-Ear vs. Over-Ear vs. On-Ear vs. Audifonos normales. Hay cuatro tipos de audífonos diferentes, y elegir el tipo que buscamos es una de las tareas más complicadas. De nuevo, el uso que vayamos a darles será algo determinante. Los audífonos In-Ear son los que se introducen en el oído. Estos audífonos aíslan del sonido exterior, mejoran la calidad del audio, y son de pequeño tamaño. Los On-Ear y los Over-Ear son parecidos. La principal diferencia es que los Over-Ear apoyan en la cabeza, mientras los On-Ear apoyan en la oreja. Estos últimos aíslan menos del ruido exterior, y tienen unos graves menos profundos. Por otro lado, son más pequeños, y quizá más cómodos. Probablemente, si buscamos sonido profesional del más alto nivel, los Over-Ear son una de las mejores opciones. Y todo esto sin olvidarnos de los audífonos clásicos, los que de pequeño tamaño que no son intraauriculares. La ventaja es que son más económicos, y hay menos riesgos de que un volumen alto dañe el oído.

4.- ¿Con cancelación de ruido? (Noise Cancelling).El ruido exterior es una de las causas de pérdida de calidad acústica cuando escuchamos música con audífonos. Por eso, podemos optar por unos audífonos con cancelación de ruido. Algunos de estos son capaces de aislarnos prácticamente del sonido exterior, pues cuentan con cancelación de ruido activa. Si viajamos en avión o metro regularmente, o vamos por calles normalmente ruidosas, pueden ser una buena opción. Aunque a veces estos audífonos reducen incluso el audio de algunas canciones. La cancelación de ruido pasiva también existe, aunque no es tan efectiva.

5.- Tecnología inalámbrica. Por muchos avances que se han realizado, todavía sigue utilizándose el cable para la transmisión de audio con calidad. Aun así, ya existen algunos audífonos inalámbricos que consiguen, por medio del Bluetooth, una calidad de audio realmente buena. El problema es que su precio también está al nivel de la tecnología utilizada, y es realmente costoso. Sin embargo, si es lo que buscamos, y entra en el presupuesto, son una buena opción.

6.- Olvida la marca. Existe una marca muy conocida de audífonos, Beats by Dr. Dre, cuyo reconocimiento a nivel mundial es muy alto. Su precio también es realmente alto. Sin embargo, la calidad del audio de estos audífonos, en función de su precio, es nefasta. En este caso, es una cuestión de marca. Lo mejor es olvidar la marca, dentro de unos estándares de calidad, y elegir por sus características. Si localizamos opiniones de los usuarios, mejor todavía.

7.- Compra con estilo. Pero no tenemos que decantarnos únicamente por la calidad. Si vamos a utilizarlos fuera de casa y no perseguimos una alta fidelidad acústica, podemos optar por unos audífonos con un buen diseño. Hoy en día es fácil encontrar diseños muy coloridos, o muy vistosos. Incluso es posible que el precio tampoco sea tan diferente de los audífonos con diseño estándar.

 

La higiene es muy importante al momento de utilizar los audífonos muy en especial los On-Ear ya que son foco de gérmenes.