Inicio  





 Lo Más Visto
- Por qué las tarjetas de crédito que ofrecen grandes tiendas y retailers son un mal negocio
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Las pólizas maestras de los condominios no podrán cubrir los apartamentos
- Controversia por las rentas
- Se radican 516 quiebras en junio




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

4 de marzo de 2020

La Opinion

Adquirir autos usados o seminuevos siempre representa un riesgo, por eso es de suma importancia conocer todo lo referente al vehículo en cuestión y cerciorarse que todo está en regla.

De acuerdo con el portal Atracción 360, un auto es la segunda inversión más cara después de una casa, por lo que seguro no querrás tomar una mala decisión y mal invertir tu dinero. Es por eso que debes siempre tomar en consideración las siguientes preguntas.

1. ¿Puedo ver una inspección mecánica?

Los autos certificados tienen que pasar por una inspección antes de obtener la certificación. Pide que te muestren el papeleo para saber qué partes del coche han sido reparadas.

2. ¿Quién fue el anterior dueño del auto?

Si el coche fue entregado a un concesionario como parte de pago, solicita los registros de mantenimiento.

3. ¿Quién certificó el auto?

La única certificación que vale para un coche, es la certificación de coche usado de un fabricante. Todo lo demás son programas de seguros que no son confiables.

4. ¿Puedo realizar una prueba de manejo?

Quizás el concesionario te permita tener el coche en una prueba de manejo para conocer más a detalle el coche. No lo desaproveches y maneja la unidad para ver las condiciones en carretera.

5. ¿Puedo conocer el historial del coche?

Un concesionario de confianza no tendrá ningún problema con esto. Un concesionario de mala reputación sí podría, o peor aún, podría presentarte un informe adulterado.

6. ¿Cuál es el precio en efectivo del auto?

El efectivo es lo mejor. Los concesionarios siempre intentarán ganar dinero a través de la financiación. Sin embargo, por lo general el precio del auto baja cuando se paga en efectivo.

7. ¿Qué equipo nuevo viene como parte de la compra?

Preguntar esto quizá podría ayudarte a conseguir que el concesionario te regale un juego de neumáticos nuevos o algún instrumento agregado que recompense un poco más tu inversión.

8. ¿Qué tipo de mantenimiento ha tenido el coche?

Esto te ayuda a determinar cuál es el valor que estás recibiendo por la compra. Las revisiones completas significan que no tendrás que preocuparte por reparaciones en el corto plazo.

9. ¿Aceptan autos a cuenta de pago?

Si el concesionario acepta tu auto usado a cuenta del nuevo, esto te hará la vida mucho más fácil.

10. ¿Cuentan con política de devolución?

Los grandes concesionarios probablemente se reirán de esta pregunta. Sin embargo, algunos concesionarios te darán tiempo para replantear la compra y por lo menos te proporcionarán el valor equivalente del coche.

Como recomendación, no debes dejarte intimidar por los vendedores y por el contrario, debes asegúrate de investigar con anticipación en Internet sobre los precios de los coches, las versiones y especificaciones mecánicas importantes.