Inicio  





 Lo Más Visto
- Escasez de fórmula para bebés empeora: cerca del 40% de las marcas ya se agotaron
- Rusia le robó tractores estadounidenses John Deere a Ucrania y el fabricante los desactivó
- El petróleo de Texas baja un 6,1 % y cierra en 103,09 dólares el barril
- Aerolíneas nigerianas suspenden operaciones por la subida coste del combustible
- TelevisaUnivision anuncia acuerdo para comprar plataforma de streaming Pantaya




  Por el libro
Bookmark & Share

5 de mayo de 2022

Reuters

(Reuters) - Las existencias de crudo de Estados Unidos subieron de manera inesperada la semana pasada, mientras que las de destilados y gasolina cayeron, ya que las refinerías siguen impulsando las exportaciones de combustible a un mundo necesitado de suministro, dijo el miércoles la Administración de Información de Energía (EIA).

Los inventarios de crudo crecieron en 1,3 millones de barriles en la semana hasta el 29 de abril, a 415,7 millones de barriles, frente a las expectativas de analistas consultados en una encuesta de Reuters de una baja de 829.000 barriles.

Las existencias de destilados, que incluyen el diésel y el combustible para calefacción, cayeron en 2,3 millones de barriles, a 104,9 millones de barriles, su nivel más bajo desde abril de 2008. Las existencias de gasolina disminuyeron en 2,2 millones de barriles, a 228,6 millones de barriles.

La invasión de Rusia a Ucrania y las subsiguientes medidas de Estados Unidos y sus aliados para reducir las importaciones de petróleo ruso han reducido la oferta en todo el mundo. Eso ha impulsado el interés por las exportaciones de productos refinados de Estados Unidos.

En las últimas cuatro semanas, Estados Unidos ha exportado una media de 6,3 millones de barriles de combustibles al día (bpd), un 22% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que sus importaciones han caído un 14% en ese mismo lapso. Esto ha reducido las existencias de productos refinados en Estados Unidos y ha elevado los precios.

En cambio, la demanda implícita en Estados Unidos se ha suavizado un poco. Los productos entregados por las refinerías, un indicador de la demanda, han bajado un 2,6% en las últimas cuatro semanas en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Estados Unidos ha seguido liberando existencias de sus reservas estratégicas, poniendo en el mercado unos 3,1 millones de barriles en un esfuerzo por evitar que los precios suban, dejando los niveles más bajos desde diciembre de 2001, con algo menos de 550 millones de barriles.

En consecuencia, las existencias de crudo en el centro de almacenamiento de Cushing, Oklahoma, aumentaron en 1,4 millones de barriles durante la semana, a pesar de que la producción se mantuvo en 11,9 millones de barriles diarios, según la EIA.

"Vimos otro descenso de la gasolina y el gasóleo y, aunque las existencias comerciales de crudo aumentaron, se vieron más que compensadas por la continua reducción de los inventarios de la Reserva Estratégica de Petróleo", dijo Andrew Lipow, presidente de Lipow Oil Associated en Houston.

La refinación de crudo cayó en 218.000 bpd la semana pasada, según la EIA. La tasa de utilización de las refinerías bajó 1,9 puntos porcentuales en la semana, a 88,4%, con notables descensos en el Medio Oeste y en la Costa del Golfo, que representan la mayor parte de la capacidad de refinamiento del país.

Los precios del petróleo redujeron algo su avance tras la noticia. El crudo estadounidense subía 3,84 dólares, a 106,25 dólares el barril a las 1446 GMT, mientras que el Brent ganaba 3,84 dólares, a 108,82 dólares el barril.