Inicio  






  Pa'que te montes
Bookmark & Share

16 de agosto de 2016

El Vocero

La recuperación que muestran las estadísticas sobre la venta de autos nuevos, está motivada principalmente por la comprar de flotas, mientras el movimiento de unidades al detal presenta un comportamiento positivo pero tímido.

Esto ha provocado que representantes de la industria automotriz coincidan en que las cifras para tomarle el pulso a la economía del sector estimen únicamente la venta individual, porque arrojaría información más certera sobre el poder adquisitivo de los consumidores.

Sin embargo, casi todos coincidieron en que la venta de flota también muestra tendencias positivas para la economía, particularmente por el lado de la actividad turística, pero se trata de un indicador controlado y muy particular.

Datos recopilados por el Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA), que representa la industria automotriz en Puerto Rico, han reflejado alzas en los pasados cuatros meses, tras 28 meses previos en picada.

Según el economista Santos Negrón, aunque el elemento que impulsa el alza es la renovación de flota, entiende que esto no puede ser el único factor durante cuatros meses consecutivos, y entiende que por mínimo que sea hay indicios de una recuperación.

Afirmó, que en este caso, esa leve recuperación es símbolo de mayor confianza de los consumidores, que deben sentirse más cómodos a la hora de cambiar sus autos y asumir un pago fijo. También, eso debe estar acompañado de una mayor disposición de la banca a ofrecer financiamiento. “La compra de un auto es la segunda inversión más elevada que realiza un consumidor, lo que representa un indicador bien poderoso e importante que la gente se sienta cómoda, porque se manifiesta en incremento en ventas, lo que no ha sucedido en las ventas al detal.  Es una señal alentadora, porque deben haber otros segmentos que pudiesen estar reflejando mejoría, como el turismo y las grandes empresas que poseen flotas, porque solo si incrementan las ventas y se allegan más turistas se requiere de flota”, explicó Negrón.

Para Pedro Benítez, presidente de la Asociación de Concesionarios de Autos en la Isla, la recuperación es en el segmento de flotas, no así en la venta al detal, donde sostiene todavía están rezagados. “Estamos en momentos muy difíciles, donde los concesionarios estamos ofreciendo ofertas y descuentos extraordinarios, haciendo del momento el mejor para obtener un auto nuevo. Sin embargo, los autos usados son los que reflejan alzas y debemos ir a eso en los autos nuevos pero todavía no hemos llegado, estamos por debajo entre un 7% a un 8%”, indicó Benítez.

El analista en temas de consumo, Gilberto Arvelo, conocido como DrShoper, entiende que las estadísticas no son consistentes con lo que se percibe en los concesionarios, con el nivel de inventario de autos, el cierre de lotes y la salida de marcas de algunos concesionarios. “Las ventas no validad la realidad que están viviendo los ´dealers´ en la Isla, donde se están quedando con inventario viejo que no han podido salir de él porque no hay movimiento”, agregó.

Mientras, Carlos López Lay, presidente y principal oficial ejecutivo de Bella International, que distribuye Honda, Acura y Mazda, entre otros, las estadísticas de ventas de autos deben reportar las ventas al detal, ya que entiende es el verdadero barómetro de la industria. “La data es real pero no es correcta. El mayor enfoque lo debe tener la venta al detal, donde aún no nos hemos recuperado, pero entendemos cerraremos el año con una cifra muy similar a la del 2015. El mercado de autos se tiene que atemperar a la realidad y en estos momentos es irreal poder llegar a las 100,000 unidades, que representaría un mercado sólido”, analizó López Lay.

Sostuvo que la venta de autos usados es importante, porque en su empresa el 60% de la venta de autos nuevos se cierra con ‘trade in’, “por lo que mientras más autos usados tengamos más autos nuevos vendemos”.

En opinión de Ricardo García, presidente de GUIA, el crecimiento en las ventas es una combinación de la confianza de los concesionarios para atraer a los clientes, las ofertas extraordinarias que se ofrecen al presente y algo de confianza en el consumidor. Aseguró, que contrario a lo que exponen algunas personas, las ventas al detal de autos están en términos acumulativos 1.8% por encima del año pasado, que aunque desean sea mayor, es mejor que estar perdiendo de manera consistente. “Está llegando más gente a comprar. La banca está aprobando más, no empece la migración y la próxima llegada de la Junta Federal de Control Fiscal a la Isla. Se está siendo más agresivo, desde los distribuidores hasta los dealers y se están comenzando a lograr las ventas”, resaltó García.

En tanto, Reynaldo Padilla, director de la división de autos de FirstBank, aseguró que las ventas están alineadas a las del 2015, donde no han visto incremento en los niveles de financiamiento. “No hemos disminuido ni hemos incrementado. Estamos a la par con el 2015, aunque quisiéramos experimentar alzas en el sector. Hemos igualmente visto reducirse sustancialmente el número de unidades reposeídas y la delincuencia está dentro de los parámetros establecidos. Estamos convencidos que este año deberemos cerrar con unas ventas de 80,000 unidades, cifra similar al 2015”, explicó Padilla.

Asimismo, Edouard Lafontant, vicepresidente de mercadeo y publicidad de Popular Auto, aseveró que en los pasados dos meses se ha marcado un crecimiento que no veían desde hace mucho tiempo. “De parte de la banca, hemos sido enfáticos en el servicio y la inmediatez de la respuesta para materializar esa venta. Las tasas de interés siguen competitivas tanto para unidades nuevas como para usadas. El aumento en la venta de flotas a compañías de alquiler aumentó 46.8% en julio y lleva un aumento de 17.5% en lo que va del año. El gran reto de la industria es de mantenerse en números positivos en los próximos meses”, sostuvo.