Inicio  



 Lo Más Visto
- Informe del estado de las comunicaciones para las áreas afectadas por el huracán Fiona
- Cómo consultar tu puntaje de crédito en EE.UU. sin que se dañe
- "Stooping" o recoger muebles de la calle, la nueva moda en Nueva York
- Departamento de Justicia acusa a 47 personas de robar $250 millones de programa para niños
- Un estafador retira 500.000 dólares de una bolsa de criptomonedas




  Por el libro
Bookmark & Share

10 de agosto de 2022

La Opinion

El consumo de carne entre las familias de Estados Unidos se mantiene a pesar del alto costo de los alimentos asociado con la inflación histórica; sin embargo, los compradores están cambiándo entre varios productos.

Uno de los alimentos que han tenido una caída en la demanda son los cortes de carne de res, cuyos precios se han incrementado en las últimas semanas ante la inflación de 9.1% que se registró en junio pasado.

De acuerdo con el reporte de junio del Índice de Precios al Consumidor, los precios de los alimentos fueron, junto con los altos costos de la gasolina y de la vivienda, los que más alimentaron a la inflación con un incremento interanual de 12.2%.

Y la carne de res es uno de los productos que más se han encarecido en este grupo de alimentos, de acuerdo con la procesadora de carne, Tyson.

Pero los consumidores no han dejado de comprar carne, sino que han modificado sus hábitos de consumo y optan por alternativas que sean mucho más baratas, como el pollo.

De acuerdo con Tayson, los compradores de carne consideran que los filetes de res son muy caros y han notado una “demanda de pollo extremadamente fuerte”.

Pero la demanda de pollo también ha comenzado a elevar su costo, explicó Tyson, el cual se ha incrementado 20.1% durante el último trimestre completo del año.

Por el contrario, la empacadora indicó que el precio de los productos de carne de res y de cerdo han disminuido, aunque todavía siguen fuera del alcance de los salarios de miles de estadounidenses.

Ante el movimiento de la demanda, empresas como Tyson toman acciones para atraer de nuevo a los consumidores.

De acuerdo con un anuncio, la procesadora de carne prepara el lanzamiento de nuevos productos y tamaños de empaquetados para cubrir con las demandas de los consumidores.

Pero Tayson no es la única empresa del sector que ha notado los cambios en el consumo debido a la inflación y al alza de precios.

La procesadora de alimentos Kroger también reconoció en junio pasado que un sector de los compradores había dejado de gastar en productos que pudieran poner en riesgo sus presupuestos, afectados por el alza de precios.

Estos compradores han optado por productos que son más baratos de marcas propias de los minoristas, que tienen precios más económicos en muchas ocasiones; además de que han optado por productos animales más baratos.

Por su parte, Walmart detalló que además de la carne, otros productos de origen animal como la leche se han dejado de comprar en galones y se han cambiado por medios galones.

Además de que sus clientes cambian las marcas reconocidas de productos como el tocino y otros lácteos por otros de marcas propias que son más económicos.