Inicio  





 Lo Más Visto
- El hombre de Dakota del Sur se declaro por importar Dinares de Irak ilegalmente
- Los 15 juguetes más deseados en navidad 2014.
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO
- Las 10 mejores ofertas publicadas el domingo 19 de octubre del 2014
- Servicios al consumidor: Los precios en los supermercados






  Por el libro
Bookmark & Share
Cosvi es la única aseguradora cooperativa en el segmento Vida en Puerto Rico. / Foto por: El Nuevo Día / Archivo

El Nuevo Día

La Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) realiza una auditoría a las operaciones de la Cooperativa de Seguros de Vida de Puerto Rico (Cosvi), tras constatar el grave deterioro de las finanzas de la aseguradora.

Esta semana la firma acreditadora A.M. Best degradó a Cosvi por considerar que su situación financiera es “vulnerable”.

Cosvi es la única aseguradora cooperativa en el segmento Vida en la Isla con 800,000 asegurados. Es, en esencia, propiedad de las cooperativas de ahorro y crédito.

El titular de la OCS, Ramón L. Cruz Colón, confirmó ayer a El Nuevo Día que esa oficina requirió a Cosvi, un plan de acción correctiva que detalle las estrategias de negocio y proyecciones que permitirán a la aseguradora operar bajo parámetros rentables.

¿En este momento, la situación de Cosvi debiera preocupar a sus asegurados? Preguntó El Nuevo Día.

“Esa no es una preocupación inminente”, señaló el comisionado.

Cruz Colón sostuvo que solicitaron a Cosvi el plan correctivo en el contexto del capítulo 45 del Código de Seguros. Dicho capítulo rige cómo se determinan las fórmulas de capital y riesgo para una aseguradora y establece el curso de acción a seguir, ya sea para fortalecer la base de capital de una institución como para determinar su insolvencia.

La OCS solicitó el plan de acción correctiva el pasado 4 de mayo. Cosvi contestó el pedido del regulador de seguros local esta semana. “El plan nos fue sometido y estamos evaluándolo”, dijo Cruz Colón.

De inmediato, el presidente de Cosvi, Ricardo Rivera, indicó que las medidas adoptadas para que la aseguradora regrese a terreno positivo de manera consistente comienzan a dar fruto e insistió en que los 800,000 asegurados o beneficiados de Cosvi no tienen de qué preocuparse.

Baja el capital de cosvi

En el 2011, Cosvi registró una pérdida neta de $2.9 millones, según se desprende de su informe anual radicado ante la OCS. En el 2010, la aseguradora registró ingresos por $1.2 millones.

Para el año pasado, según el documento de 114 páginas, el capital y sobrante de la aseguradora se ubicó en unos $13.8 millones, lo que supuso una contracción de $7.3 millones. Esa erosión de capital se sumó a otra merma de $2.5 millones registrada en el 2010.

Para el 2004, según un examen de la OCS a Cosvi, la aseguradora tenía casi el doble del capital que cierre del 2011. Entonces, el capital y sobrante de Cosvi, que es el cojín de último extremo para responder a los asegurados, era de $22.3 millones.

En el 2011, según el informe, Cosvi suscribió unos $88.3 millones en primas, pero registró una pérdida operacional de $1.2 millones.

Espacio para mejorar

Cruz Colón subrayó que al presente, la situación de Cosvi, aunque sensitiva, no se trata de una situación de rehabilitación o intervención por parte del regulador.

“Basta ver el informe anual para saber que Cosvi ha tenido una serie de resultados que no han sido favorables, conforme a lo que dispone el Código, pero entendemos que dentro los informes que se han presentado todavía es una situación de acción por parte del asegurador”, subrayó Cruz Colón.

El Nuevo Día supo que personal de la OCS sigue de cerca las operaciones de Cosvi desde el mes de diciembre.

Según Cruz, el examen se completaría en las próximas semanas.

Posición vulnerable

Los números de Cosvi provocaron que la casa evaluadora de aseguradoras A.M. Best, degradara en otro nivel su clasificación de fortaleza financiera.

Específicamente, A.M. Best asignó a Cosvi, en ese criterio, el rango de “C++”, que se considera “marginal”.

Anteriormente, la clasificación de Cosvi era “B-”, considerado como “razonable”.

Mientras, la clasificación de Cosvi como emisor de crédito se movió de “bb-” (considerado “razonable”) a “b” (considerado “marginal”).

Para efectos de A.M. Best, las clasificaciones otorgadas a Cosvi se encuentran en el renglón de entidades vulnerables o especulativas. La perspectiva por parte de A.M. Best hacia la aseguradora es negativa.

“La degradación en la clasificación refleja la baja en el sobrante de Cosvi al final del año 2011”, dijo la firma al destacar que la situación afectó negativamente el capital de la institución.

“A.M. Best cree que hay incertidumbre en torno a la habilidad de Cosvi para generar ingresos positivos consistentes y sostenibles de sus líneas principales de negocio”, sostuvo la firma.

En contrapeso, A.M. Best, destacó que la aseguradora experimentó una mejora de capital con la conversión de unas notas sobrantes en acciones comunes y su oferta diversificada de productos, entre otros factores alentadores.

Trayectoria difícil

Cosvi se encuentra en una coyuntura difícil desde hace varios. En el 2008, perdió $16.6 millones.

En el 2009, las pérdidas en el segmento de salud le obligaron a vender esa cartera de salud a Medical Card Systems (MCS), lo que supuso la pérdida de unos 130 puestos de trabajo.

Para ese año, A.M. Best degradó a Cosvi, mientras las cooperativas dueñas se vieron precisadas a poner $15 millones de capital a la aseguradora.

Asimismo, la Corporación para la Supervisión y Seguro de Depósitos de Cooperativas (Cossec) invirtió otros $3 millones.

“Estamos siguiendo muy de cerca este proceso”, continuó diciendo el regulador al señalar que si el plan cumple con las exigencias de la OCS, en lo sucesivo se harían revisiones trimestrales para asegurarse que Cosvi continúe operando satisfactoriamente.