Inicio  






  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

Consummer Reports

Usted tiene acidez estomacal, migraña o dolor de espalda que no desaparece. Visita a su médico, y ella le receta un medicamento que le hace sentirse mejor. Pero, a veces usted puede terminar tomando un medicamento por muchos años. Y luego puede ser que necesite otro medicamento para alguna otra cosa, y antes de que se dé cuenta, las pastillas comienzan a acumularse. De acuerdo con nuestra nueva encuesta nacional, los estadounidenses que regularmente toman medicamentos recetados ingieren de 4 a 5 medicamentos en promedio. Y eso puede dar lugar a una larga lista de posibles efectos secundarios. Para reducir su dependencia a los medicamentos y los posibles daños en su salud y finanzas, nuestros expertos de Best Buy Drugs de Consumer Reports, un programa sin fines de lucro que evalúa los medicamentos según su seguridad, efectividad y precio, recomiendan evitar estos 5 errores comunes:

1. Buscar una rápida solución farmacéutica

Existen medicamentos para tratar casi todas las enfermedades, pero esa no debería ser necesariamente su primera línea de defensa. Muchos problemas de salud se pueden resolver sin medicación. Un buen ejemplo: la hipertensión y el colesterol alto son dos de las razones más comunes por las que las personas toman medicamentos recetados. Sin embargo, algunos pacientes son capaces de llegar a niveles saludables sin tomarlos, mediante cambios en su estilo de vida tales como hacer ejercicio regularmente, perder peso y dejar de fumar. Estos ayudan a reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, derrame cerebral y otros problemas, y cuestan mucho menos de lo que pagaría por toda una vida de medicamentos recetados.

He aquí otro ejemplo: la vejiga hiperactiva, llamada OAB (overactive bladder), por sus siglas en inglés. En efecto, la publicidad que se hace para Toviaz, Vesicare y otros medicamentos puede ser muy convincente, pero no son la mejor manera de aliviar los síntomas. Es más, los médicos a menudo dudan en recetar medicamentos para la OAB debido a que los beneficios son pocos y los efectos secundarios, que pueden incluir resequedad en la boca y estreñimiento, son molestos. Usted podría reducir o incluso eliminar los síntomas dejando de consumir alcohol y cafeína,  al beber menos entre la hora de la cena y la de ir a dormir, además de hacer ejercicios de Kegel.

Qué se puede hacer en lugar de eso.  Pregunte sobre cómo hacer cambios en el estilo de vida y terapias alternativas que podrían ser tan efectivas como los medicamentos. Gracias a las investigaciones se ha descubierto que la acupuntura, el ejercicio y los masajes pueden ayudar con algunos problemas de salud. Además, verifique sus medicamentos junto con su médico o farmacéutico una vez al año para asegurarse de que lo que está tomando es aún apropiado. Analice todo lo que está tomando, incluyendo vitaminas y suplementos.

2. Suponga que su médico está cuidando su billetera

Cuando su médico le prescribe una receta; por lo general, no considera si usted puede solventar el precio de los medicamentos. De acuerdo con la última encuesta de seguimiento de medicamentos realizada por Best Buy Drugs de Consumer Reports, solo el 5% de los 2,014 adultos que toman medicinas afirmaron que se les informó en el consultorio sobre el precio de los medicamentos. Por otro lado, la mayoría (61%) afirmó haberlo descubierto cuando fueron a surtir la receta en la farmacia.

Qué se puede hacer en lugar de eso.  Dígale a su médico que el precio y la eficacia son importantes para usted. Luego pregunte acerca de los medicamentos genéricos. Para obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), los fabricantes deben demostrar que un medicamento genérico posee el mismo ingrediente activo que el medicamento de marca y que es idéntico en concentración, forma farmacéutica, vía de administración, tasa de absorción y etiquetado. También, consulte sobre descartar los medicamentos que ya no necesita.

3. Depender de los cupones

Para ahorrar un dólar, muchas más personas están utilizando cupones del fabricante para medicamentos promocionados con más frecuencia. De seguro, estos pueden hacer que los nombres de las marcas parezcan más asequibles; sin embargo, estos también podrían dirigirlo hacia medicamentos que no son la mejor opción para usted. Además, los descuentos no hacen necesariamente que estos medicamentos sean su opción menos costosa, en especial cuando la oferta inicial se termina. Eso también es cierto para la mayoría de muestras gratis, porque cuando es tiempo de volver a surtir su receta, se puede sentir obligado a pagar por un medicamento caro.

Qué se puede hacer en lugar de eso. Antes de empezar a tomar un medicamento de marca, considere los gastos a largo plazo y consulte con su médico si los medicamentos genéricos equivalentes están disponibles. Todas las cadenas y grandes tiendas de farmacias ofrecen programas de descuento de medicamentos genéricos; algunos venden cientos de medicamentos genéricos por $4 al mes o cobran $10 por un suministro de tres meses. Además, hay programas que ofrecen medicamentos gratis o con descuentos si usted cumple con los requisitos. Obtenga más detalles en NeedyMeds (needymeds.org), la Asociación para la Asistencia de Prescripción (pparx.org), y RxAssit (rxassist.org).

4. Usar siempre su seguro

No asuma que el seguro médico es la manera más barata para pagar los medicamentos. ¡Algunas veces, no lo es! Les pedimos a nuestros compradores secretos que comprobaran los precios de los medicamentos genéricos comunes en más de 200 farmacias en Estados Unidos y encontraron algunas buenas ofertas pagando en efectivo o con tarjeta de crédito. Por ejemplo, en lugar de realizar un copago de $10 por un antidepresivo escitalopram (Lexapro), podría pagar solo $7 en Costco. (Usted no necesita ser socio de Costco para comprar en su farmacia).

Esos medicamentos genéricos de $4 no deberían pasarse por alto. Por ejemplo, se puede obtener el equivalente a un mes del antidepresivo genérico fluoxetina (Prozac) de 20 miligramos por $4 en Sam’s Club, Target y Walmart. Sin los descuentos usted pagará un promedio de $31, incluso con el seguro usted probablemente pagaría más de $4.

Qué se puede hacer en lugar de eso. Consulte con el farmacéutico sobre cuál es el precio “al contado” de un medicamento antes de entregar su tarjeta de seguro. Es necesario que algunas farmacias facturen el reclamo a través de una compañía de seguros a menos que el cliente solicite lo contrario. Asimismo, para los medicamentos a largo plazo, trate de surtir las recetas por 90 días en lugar de 30 y de esta manera probablemente va a ahorrar dinero.

 

5. Comprar medicamentos baratos en línea desde Canadá

La mayoría de los sitios web “canadienses” no son en realidad canadienses y hacer un pedido en estos lugares puede resultar muy arriesgado. Usted podría terminar tomando medicamentos que son falsificados o que tienen demasiado o muy poco del ingrediente activo. Solo el 3% de las 10,421 farmacias en línea recientemente evaluadas por la Asociación Nacional de Consejos de Farmacias (NABP, por sus siglas en inglés) parecía ser legal.

Qué se puede hacer en lugar de eso.  Quédese con los sitios web de las farmacias que usted conoce y en las cuales confía. Asegúrese de que esa farmacia en línea desde donde usted hace un pedido cuente con licencia, se encuentre en Estados Unidos y le exija enviar las recetas (¡Algunos sitios falsos no lo hacen!). Asimismo, verifique el sitio web de la NABP (nabp.net) para obtener una lista de las farmacias confiables que cuentan con el sello de los Sitios Verificados de Práctica Farmacéutica por Internet (VIPPS por sus siglas en inglés) y aquellas que no son recomendadas. Si usted surte recetas caras o no tiene seguro, consulte a su médico o farmacéutico sobre las opciones que le permitan ahorrar dinero. 

¿Desea obtener el precio más bajo posible? ¡Solo pregunte y pídalo!

Recientemente, nuestros compradores secretos llamaron a más de 200 farmacias de Estados Unidos para obtener los precios de cinco medicamentos comunes. Fue una sorpresa saber que a ellos no siempre se les dio el precio más bajo que estaba disponible a menos que lo pidieran de manera explícita. Por ejemplo, Walgreens en Clive (lowa) primero cotizó un precio de $190 por un suministro mensual de Clopidogrel (Plavix) genérico de 75 miligramos, pero cuando llamamos de nuevo y preguntamos por el precio más bajo disponible, se nos informó que sería $50 si firmábamos para el programa de descuento de la farmacia. Este cuesta $20 por año para una persona ($35 para toda la familia), pero los ahorros bien valen la pena.