Inicio  






  Orejitas
Bookmark & Share

11 de mayo de 2010

Yahoo

Muchos se preguntan si es hora de cambiar ese viejo teléfono con pantalla monocromática y que sólo sirve para hablar y enviar de mensajes de texto, pero antes de hacerlo, hay que pensar en varios aspectos, como los que les detallamos a continuación.

¿Necesito un teléfono común o un smartphone?

A veces nos dejamos encandilar por tanto brillo y colores, funcionalidades y tecnología, pero no siempre es lo que necesitamos, tenemos que tener bien en claro para que queremos el teléfono, si va a ser un simple medio de contacto o nuestra conectividad total con el mundo.

Es una cuestión de elección, no sirve de nada tener un teléfono súper simple si estás desesperado por llegar a tu hogar/oficina para conectarte al e-mail, facebook o twitter, si estás interesado en la súper comunicación, un teléfono tradicional te traerá más dolores de cabeza y estarás quejándote: "¿por qué no compré el otro?".

Lo mismo sucede en el caso contrario: "¿para que compré tanto". Muchas veces no usamos ni el 10% de lo que nos ofrece el teléfono que está en nuestras manos, demasiadas funciones y pocas razones para usarlo.

No hay un par de categorías de teléfonos, cada marca tiene varias, hace un tiempo hablando con la gente de producto de Nokia me contaban de sus más de 10 líneas diferentes de productos; sí, tienen más de 10 diferentes "targets", imaginen lo difícil que es para nosotros elegir, lo difícil para los fabricantes dejarnos a todos contentos.

Teléfono son todos así que dejemos el más básico para aquellos que sólo requieren un teléfono + agenda + SMS . Esa es la base desde la que parten todos los modelos.

Luego tenemos la cámara de fotos, ¿la vas a usar a menudo?, no tiene sentido comprarse una cámara de 5MP con grabación de video en alta calidad si no lo vas a usar, pero si quieres grabar TODO lo que sucede en tu vida, la cámara es un punto fuerte de decisión. No por muchos megapixeles tendrás una fotografía mejor, si esto es lo que buscas el flash debe ser de Xenon, los flash de LED no tienen la potencia suficiente.

Música. Otro punto a tener en cuenta, los hay hasta con botones dedicados a esto, si te gusta escuchar música hay teléfonos especializados con aplicaciones de descarga de música y administración de listas de temas, son fáciles de reconocer porque la mayoría tienen muchos colores y pantallas muy brillantes justamente porque los fabricantes consideran que los adolescentes prefieren estos (yo escucho música todavía, ¡eh!).

La capacidad es un factor importante para decidirse. Antes no se pensaba en esto pero ahora si incluye 1Gb, 2Gb, 16Gb o lo que sea es importantísimo para los dos puntos anteriores. Piensen que 1 Gb es poca capacidad para música si cada disco de una banda pesa unos 100Mb en MP3 de buena calidad. Para una colección de 15-20 discos (pequeña) simplemente no alcanzaría. Si son de tener una buena colección de música, es hora de pensar en más memoria que, en muchos casos, se puede comprar por separado. Fíjense si soporta microSDHC.

Los más extremos buscan poder producir y conectarse en todo momento. El WiFi es escencial si quieren usar muchos datos y navegar en la web, también el 3G, pero recuerden que en todas las operadoras hay distintas ofertas de paquete de datos, si gastan más de la cuenta puede costarles carísimo. Por eso siempre hay que ser medido en el uso de 3G y optar por WiFi cuando se pueda.

El GPS es para los que necesiten ubicarse a cada rato, consume mucha batería y este es otro factor importante, ¿cuánto quiero que dure el teléfono hasta la próxima recarga?, los más simples pueden durar 4-5 días sin recarga pero los smartphones se pueden descargar en una jornada o menos por tanta funcionalidad que tienen.

Espero que esta guía les sirva para plantearse, ¿realmente necesito esto o aquello? Más adelante les contaremos más detalles de cada funcionalidad y cómo sacarle provecho.