Inicio  





 Lo Más Visto
- SE EXIGIRÁ A LA MAYORÍA DE LOS PROVEEDORES DE INTERNET AGREGAR ETIQUETAS PARA EL CONSUMIDOR
- Las tasas hipotecarias en EE.UU. aumentaron a 6.82% durante la primera semana de abril
- Buscan que residentes de condominios puedan contratar libremente el proveedor de internet de su pref
- Retiran del mercado detergentes para ropa Tide y Gain debido al riesgo de lesiones graves
- EE.UU. acusa a China de inundar los mercados mundiales con productos baratos




  Orejitas
Bookmark & Share

11 de noviembre de 2009

La Opinion

Si te gustaron los tips para comprar barato y seguro por el Internet que te mostramos la semana pasada, he aquí más de estas útiles orientaciones que ha elaborado para ti el equipo de investigadores de la revista Consumer Reports.

Compara en las tiendas — No asumas que el precio que ves en línea es la mejor oferta de todas. Llama o visita las tiendas locales si tienes tiempo. Una tienda de bodega —de esas que venden al por mayor— tal vez pueda ofrecerte un descuento en modelo de exhibición, por ejemplo.

Ponte al acecho de los precios — PriceProtectr.com, DealAlerter.com y PriceSpider.com dan seguimiento a los precios de miles de artículos y te mandarán alertas de precios por e-mail. Si algo que compraste apenas sale a la venta, tal vez puedas conseguir un reembolso de la diferencia. Muchos de los minoristas en línea incluidos Kohl´s y Target, ofrecen garantías de precio por un tiempo limitado. También puedes usar seguidores de precio para solicitar que te manden alertas, para que cuando baje el precio de lo que quieres comprar, puedas aprovechar el momento.

Si no conoces el sitio, ve a BBB.org — Haz clic en "USA site," y luego en "Chequear un negocio o caridad", y después en la pestaña de "teléfono, URL, Email". El Better Business Bureau reemplazó hace poco sus calificaciones de "satisfactorio/no satisfactorio" por letras de la A a la F, lo que te brinda más detalles sobre qué tan bueno o malo es en realidad un sitio Web.

Busca revisiones negativas a vendedores — Varios sitios de comparación de precios, como PriceGrabber.com y Google.com/products, permiten que sus compradores califiquen a los vendedores. Mira las revisiones negativas para asegurarte de que las situaciones descritas son aceptables para ti. (En el sitio de Google, haz clic en "acomodados por calificación al vendedor" [sort by seller rating] y sigue hasta debajo de la página). Chequea también la fecha de la revisión. Concéntrate en las que fueron escritas en los últimos seis meses. Pero sé precavido si solo hay unas cuantas revisiones, o si todas son demasiado positivas. Un vendedor poco escrupuloso puede haber plantado esos elogios.

Revisa los sellos de aprobación — Esos simbolitos que aparecen al fondo de una página Web pueden ayudarte a determinar si un sitio es legítimo. Hacker Safe (ahora McAfee Secure) y VeriSign Secured dan fe de la seguridad de un sitio; TRUSTe certifica que un sitio alcanza el estándar mínimo de privacidad. Ten cuidado: estos sellos pueden ser copiados de forma fraudulenta y pegados a la página. Para identificar uno falso, ve al sitio del emisor del sello (www.mcafeesecure.com o www.truste.org) y busca el nombre del vendedor o el URL. Para Verisign, haz clic en el emblema—una ventana emergente o pop-up validará su autenticidad.

Conoce al vendedor — Siempre chequea tres cosas cuando trates con cualquier sitio de e-commerce que vende en línea: una dirección física y un número de teléfono (no sólo una dirección de e-mail) para que puedas contactar al vendedor con preguntas y quejas; normas de privacidad que describan cómo usa el sitio tu información personal; y una caja registradora segura (busca un prefijo de "https" o el símbolo de un candado junto al URL cuando vayas a la página de pagar). Pero recuerda que nada de esto garantiza que el sitio es confiable y de buena reputación. No hay nada mejor que revisar las revisiones en línea.

Guarda bien tu chequera — Nunca pagues con cheque o giro postal (money order) cuando compres en línea. Si algo sale mal, ya el vendedor habrá obtenido su dinero y será tu problema tratar de recuperarlo. La forma más segura de pagar es con una tarjeta de crédito.

Intenta usar un método alternativo para pagar — Algunos de los vendedores más pequeños no aceptan tarjetas de crédito, pero sí usan PayPal. Si tú usas PayPal, enlázalo a tu tarjeta de crédito y no a tu cuenta de cheques. Así será más fácil hacer que te quiten el cargo si no quedas satisfecho. Otra opción al pagar: BillMeLater; un servicio con el que puedes elegir que te manden la cuenta por correo o en línea.

échale un ojo a las normas de devolución del sitio — Casi siempre se encuentran bajo la pestaña o tab de "ayudar" o "servicio al cliente". En muchas tiendas, ciertas categorías para productos, como los electrónicos, tienen tiempos más cortos para su devolución. Y revisa para ver lo que necesitarás guardar para que te devuelvan todo tu dinero.