Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  Orejitas
Bookmark & Share

12 de mayo de 2009

La Opinion

La experta en liderazgo Jamie Woolf, autora del libro "Mom-in-Chief: How Wisdom from the Workplace Can Save Your Family from Chaos" (Mamá a cargo: Cómo la sabiduría del lugar de trabajo puede salvar a su familia del caos) tiene algunos consejos interesantes:

Nunca diga nunca. Es importante no hacerles promesas que no tenemos el poder de cumplir. "Por ejemplo, no les diga que mamá nunca va a perder su trabajo o que siempre tendrán su casa. Dígales que sin importar lo que pase, la familia siempre estará junta para enfrentarlo", dijo Woolf.

Quédese callada hasta que tenga un plan específico. La regla es ser cauteloso. Si está pensando vender su casa o reubicarse por un nuevo trabajo, espere a tener más detalles antes de contarle a sus hijos.

Compartan un mismo mensaje. "Durante cualquier crisis que afecte a su familia, la prioridad debe ser mantener las líneas de comunicación con su pareja", sugiere Woolf. "Asegúrese que los dos están en la misma página sobre lo que contarán a los niños y lo que no", agregó.

ELLOS PUEDEN AYUDAR

Déles algo para que ayuden. "Explíqueles a sus hijos que ahorrar dinero es muy importante actualmente", aconseja Woolf. Después pídales que le ayuden con ideas de cómo la familia puede ahorrar dinero y encárgueles una tarea que sea su responsabilidad, como apagar las luces de los cuartos vacíos o juntar juguetes viejos para una venta de garaje.

Involúcrelos en ahorrar en el súper juntando cupones o buscando ofertas en la tienda. Se sentirán bien de ser tomados en cuenta y ayudar.

La experta en liderazgo Jamie Woolf, autora del libro "Mom-in-Chief: How Wisdom from the Workplace Can Save Your Family from Chaos" (Mamá a cargo: Cómo la sabiduría del lugar de trabajo puede salvar a su familia del caos) tiene algunos consejos interesantes:

Nunca diga nunca. Es importante no hacerles promesas que no tenemos el poder de cumplir. "Por ejemplo, no les diga que mamá nunca va a perder su trabajo o que siempre tendrán su casa. Dígales que sin importar lo que pase, la familia siempre estará junta para enfrentarlo", dijo Woolf.

Quédese callada hasta que tenga un plan específico. La regla es ser cauteloso. Si está pensando vender su casa o reubicarse por un nuevo trabajo, espere a tener más detalles antes de contarle a sus hijos.

Compartan un mismo mensaje. "Durante cualquier crisis que afecte a su familia, la prioridad debe ser mantener las líneas de comunicación con su pareja", sugiere Woolf. "Asegúrese que los dos están en la misma página sobre lo que contarán a los niños y lo que no", agregó.

Déles algo para que ayuden. "Explíqueles a sus hijos que ahorrar dinero es muy importante actualmente", aconseja Woolf. Después pídales que le ayuden con ideas de cómo la familia puede ahorrar dinero y encárgueles una tarea que sea su responsabilidad, como apagar las luces de los cuartos vacíos o juntar juguetes viejos para una venta de garaje.

Involúcrelos en ahorrar en el súper juntando cupones o buscando ofertas en la tienda. Se sentirán bien de ser tomados en cuenta y ayudar.