Inicio  





 Lo Más Visto
- Departamento de Energía de EE.UU. asegura que monitorea recientes apagones en Puerto Rico
- Walmart impulsa la capacitación financiera con nueva iniciativa
- ¿Tentado a probar un año sin compras? Aquí hay consejos de personas en EEUU que lo hacen
- Se quedan cortos los proyectos de energía renovable




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

26 de diciembre de 2005

Luis Lazo
Especial para Negocios

26 de diciembre de 2005

Mientras una persona trabaja como empleado, lo normal es que después de laborar por un año completo en una misma empresa uno tenga derecho a salir de vacaciones por siete o 15 días para descansar y olvidarse totalmente del trabajo, salir de la ciudad, viajar fuera del país con la familia o simplemente quedarse en casa descansando y arreglando cuanta cosa pendiente tiene.

Para el caso de las personas que tienen un negocio, esto será casi imposible al menos en los primeros años de vida de la empresa, y dependerá de qué tan organizado esté el negocio para que realmente pueda tomar vacaciones.

El punto más importante entre una persona que empieza su negocio y otra que desarrolla una organización marcará la diferencia entre si uno se esclaviza a su empresa o no.

Todo este proceso empieza desde antes de tener el negocio, en la etapa de planeamiento. Si nosotros planificamos bien sus bases para que una organización pueda desarrollarse, estaremos creando empresa y descentralizando las funciones y de esta manera, a medida que el negocio vaya creciendo, vamos a poder capacitar a personas que ocupen cargos administrativos.

La mayoría de personas que empiezan su negocio sin una buena base difícilmente pueden desconectarse y dejar de pensar en él las 24 horas del día. Incluso, si el negocio funciona en casa, es muy difícil; para este caso lo que recomiendo es organizarse, ordenar bien su negocio, buscar la manera de crear técnicas de control, escribir claramente las funciones de cada empleado, entrenar a las personas que puedan asumir cargos administrativos y comprobar que realmente esos empleados podrán hacer bien ese trabajo. Sin embargo, recuerde, podemos delegar trabajo, funciones, pero no la responsabilidad; ésta nunca se transfiere, siempre será nuestra.

Además de esto se debe tener en cuenta que la mayoría de los negocios tiene épocas o temporadas de menos venta en el año, y esto lo podemos saber si llevamos estadísticas mensuales de ventas; una vez que identifiquemos esta temporada baja sabremos cuándo es el mejor momento para pensar en tomar nuestras vacaciones.

Si queremos realmente tomar unas vacaciones, es importante desconectarse totalmente, dejar celulares, laptops y todo elemento que nos conecte con el negocio; la primera vez posiblemente lo hagamos aunque sea por un día, eso ya es ganancia.

Organizarse y desconectarse, ahí está la clave.