Inicio  



 Lo Más Visto
- Toyota retira 700,000 vehículos por bombas de gasolina defectuosas
- IKEA retira unas populares tazas portátiles debido a su potencial riesgo para la salud
- El precio del metal más caro del mundo supera ya cinco veces al del oro
- La Junta de Supervisión niega a la Cámara acceso a $246,325 para pagar a contratistas
- La falla de seguridad de Windows 10 detectada por EEUU que pone en riesgo a millones de computadoras




  Por el libro
Bookmark & Share

27 de febrero de 2006

27 de febrero de 2006

TOKIO,? Una alianza simbólica entre Toyota y General Motors está a punto de concluir en momentos en que los japoneses amenazan con convertirse en la empresa automotriz más grande del mundo, desplazando de la cima a las estadounidenses.

Toyota y General Motors firmaron en 1999 un acuerdo de cinco años para colaborar en el desarrollo de tecnologías. El pacto fue prorrogado otros dos años en 2004, pero no se vislumbra una nueva prórroga cuando el acuerdo expire en marzo.

Ambas empresas conversaron sobre seguir colaborando en el desarrollo de tecnologías para motores que funcionan con hidrógeno y no emiten contaminantes, y en el diseño de vehículos híbridos, que pueden funcionar con gasolina o electricidad y consumen menos que vehículos normales comparables.

Pero no hay acuerdos concretos. ?Seguimos hablando?, dijo un portavoz de Toyota, Paul Nolasco, quien se negó a comentar versiones de que no se renovará el acuerdo.

La alianza es un reflejo de relaciones amistosas en un mundo muy competitivo y Toyota podría estar interesada en mantener esa imagen positiva en Estados Unidos, donde su crecimiento a expensas de empresas estadounidenses puede generar malestar.

Al paso que va, Toyota desplazaría a GM como la empresa automotriz más grande del mundo en un par de años, según analistas.

GM vendió 9,170,000 vehículos en todo el mundo en el 2005, en que sus ventas fueron las más grandes en 27 años. A fines del año pasado Toyota dijo que se proponía fabricar 9,060,000 autos en 2006.

Toyota ha estado aumentando su presencia en el mercado de Estados Unidos, gracias en parte a vehículos híbridos como el Prius, mientras que GM, pese a sus buenas ventas, no atraviesa por un buen momento en el plano económico. Perdió 8,600 millones de dólares el año pasado y anunció la eliminación de 30 mil puestos de trabajo y el cierre de 12 plantas para 2008.

Tsuyoshi Mochimaru, analista del Deutsche Securities en Tokio, opina que las dos compañías se beneficiarían si logran prorrogar un acuerdo que pone de manifiesto sus buenas relaciones.

?No hay razón para terminar? con esa alianza, manifestó. ?Las alianzas tecnológicas como ésta generalmente no producen resultados inmediatos?.

General Motors, sin embargo, ya firmó un acuerdo con otra empresa para colaborar en los híbridos.

El año pasado acordó colaborar con DaimlerChrysler en el diseño de motores híbridos. Posteriormente BMW se sumó a ese pacto.