Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  El comprador misterioso
Bookmark & Share

28 de febrero de 2006

By Laura HirosEspecial Diario La EstrellaEl 15 de febrero la compañía de seguros Nationwide publicó un estudio realizado entre 600 consumidores (200 de ellos hispanos) sobre el robo de identidad y cómo afecta a los diferentes sectores de la sociedad.
Para los hispanos resultó más tardado descubrir y remediar (en medida de lo posible) el penoso hecho de ser víctimas de un ataque directo contra su patrimonio y su identidad.
Según el estudio, los hispanos tienen más posibilidades de ser agredidos en su cuenta de cheques o de ahorros.
De acuerdo con la encuesta, una de cada cuatro víctimas no ha podido restaurar su identidad en más de un año. Mientras que para los hispanos lo peor es ver su identidad invadida, o no saber cuándo les robaron la identidad; lo cierto es que lo más frustrante entre todas las etnias resultó ser el papeleo que tienen que seguir para restaurar su buen crédito e identidad financiera.
Para evitar o darse cuenta lo más rápido posible si su privacidad, crédito y dinero han sido invadidos, he aquí algunos consejos:
? Firme su tarjeta en cuanto la reciba. Mucha gente olvida o descuida ese "insignificante hecho", pero si usted pierde o le roban su tarjeta sin firmar, los malhechores tienen la puerta abierta para adueñarse de su identidad con una simple firma.
? No se enoje cuando le pidan identificación al hacer un cargo a su tarjeta de crédito. Al final le están haciendo el favor de verificar que es usted y no alguien más el que realiza los cargos.
? Monitoree sus transacciones con tarjeta de crédito. No tire los recibos cuando "firme" algo, espere a que llegue su estado de cuenta y compare los montos con los que aparecen en el papel.
? Si cambia de dirección, notifique a su banco de inmediato, no deje que su información caiga en manos de desconocidos.
? No preste sus tarjetas de crédito, números secretos o seguro social. Si usted da estas herramientas a un malhechor, su crédito, bienes e integridad queda en manos de la suerte.
? No de nada por hecho. Si usted cree que comprar por Internet en una página que no es de confiar, dar su número de tarjeta o información personal por teléfono o por Internet, tirar la correspondencia con números personales sin ser triturada o decirle a alguien su número secreto son cosas que se permiten en este nuevo mundo de ladrones cibernéticos, se equivoca, su crédito y la seguridad de su familia pueden estar en peligro.
? Solicite su reporte de crédito una vez al año. Si nota actividad inusual o cargos no realizados por usted, llame de inmediato a las instituciones financieras correspondientes, usted está siendo víctima de robo de identidad y es una emergencia, pues su patrimonio y el de su familia está en peligro de desaparecer.
Según la encuesta de Nationwide, la víctima promedio entre los hispanos es una mujer de 36 años, casada y con título universitario. La víctima promedio entre el resto de la población es un hombre de 46 años, casado y con alguna educación universitaria.
Cuidado, nadie está a salvo y usted puede ser el mejor defensor de sus bienes hasta en los detalles que parecen más insignificantes. Tome sus precauciones.