Inicio  



 Lo Más Visto
- Empresas de bienes de consumo adaptan su oferta en previsión de una posible recesión económica
- Tiendas de Nueva York guardan alimentos y otros productos en cajas de seguridad por aumento de robos
- Los robos y la reducción del PAN impactan a los negocios del País
- El petróleo de Texas baja un 4 % y cierra en 90,66 dólares el barril
- El Gobierno de EE UU lleva a juicio la fusión de dos grandes editoriales para impedir un monopolio




  El comprador misterioso
Bookmark & Share

19 de marzo de 2006

Cuando una computadora es demasiado ruidosa, es imposible trabajar en ella. No podemos concentrarnos y en pocos minutos acabamos perdiendo la paciencia y el buen humor. Si su computadora ruge como un león y no está en capacidad de adquirir una nueva, no se resigne. Con un poco de paciencia y algunas pequeñas ajustes puede convertir un rugido infernal en un ronroneo angelical.

Antes de gastar mucho dinero en piezas nuevas y silenciosas, intente lo más sencillo: cambie de lugar su PC y colóquela en el suelo, si su habitación es alfombrada. Pero si su habitación es de madera o mayólica expuesta, consiga una alfombra pequeña o un pedazo de espuma y coloque su computadora encima. Esta estrategia puede ser la más eficiente, pero tiene un problema: debido a la nueva distancia entre la mesa y el CPU el cable del teclado y el mouse termina siendo muy corto. Simplemente, compre cables más extensos en cualquier tienda de computación y soluciones el problema.

Si el ruido continúa a pesar del cambio, tal vez algunas piezas necesiten un ajustón. Para esta tarea no es necesario un especialista si es cuidadoso y confía en sus manos. ¿Listo? Primero, desconecte su PC y retire la cubierta. Busque los tornillos del montaje de la fuente de alimentación, el disco duro, la tarjeta madre y los ventiladores, y ajústelos. Así de sencillos, pero tenga cuidado: ajustarlos no significa apretarlos. Ajustes muy bruscos podrían robar los tornillos o dañar los componentes que sostienen. Lo que debe conseguir es que cada pieza esté bien sujeta y no vibre al funcionar.

De la lista anterior, los ventiladores suelen ser los principales causantes de ruido. La alta velocidad a la que giran, los hace muy ruidoso y en una computadora promedio es casi imposible no escucharlos. Mientras más lento giren, menor ruido harán, pero también moverán menos aire sobre el CPU. Algunos modelos más grandes se mueven más lento, porque empujan más aire por revolución. Pero no siempre entran en su computadora. Cuando le ofrezcan uno de estos, vea primero si el case tiene alguna cavidad que pueda soportarlo. Existe la opción de ventiladores de tamaño regular, sensibles al calor, que aumentan su velocidad cuando la temperatura se eleva y la reduce cuando baja. También los hay de una sola velocidad diseñados para ser silenciosos.

Para medir el calor de su equipo, use un programa que pueda leer la temperatura interna. Si su computadora no viene de fábrica con este programa, puede obtener uno gratuito, que le advertirá cuando el calor llegue a niveles peligrosos. Para obtener uno ingrese a: http://mbm.livewiredev.com

Su computadora puede tener muchos componente ruidosos, pero no es necesario remplazarlos todos, sino los que más suenen. Cuando no sepa cuál de ellos es el gruñón no se quede con la duda: apague su PC, desconéctela y retire la cubierta. Luego, desconecte los ventiladores (una computadora puede funcionar sin ventiladores durante unos segundos). Vuelva a conectar el cable eléctrico de la PC, enciéndala y vea que componente le molesta. Esta técnica no es útil para el ventilador de la fuente materna, pues no se puede desconectar.

Las fuentes de poder también suelen hacer mucho ruido. Si desea remplazar la suya, considere que a mayor potencia, podría producir mayor ruido. Para contrarrestar ese problema, existen fuentes silenciosas que utilizan disipadores de calor y un ventilador que solo se activa cuando el calor empieza a subir.

Jorge Luis Cruz/Elcomercioperu