Inicio  





 Lo Más Visto
- El aparato que más electricidad consume en tu hogar
- ASC Alega Que Quedará Insolvente Si Reserva $47.1 Millones Para Caso De Clase
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Liberty vuelve a fallar
- Acusan a contratistas de Dior de explotar a trabajadores




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

2 de diciembre de 2007

Por: La Opinion


Se esperaba que los nerviosos consumidores hicieran de noviembre otro mal mes para las ventas de autos, a pesar de los descuentos de la temporada navideña y el puñado de modelos que están saliendo al mercado, tales como el nuevo Chevrolet Malibu.


La confianza de los consumidores ha caído por cuarto mes consecutivo y la lectura de noviembre, recientemente reportada por The Conference Board, estuvo en su nivel más bajo desde 2005, cuando los precios de la gasolina subieron después de los huracanes Katrina y Rita.


Eso podría causar problemas para la industria automotriz, dado que la confianza de los consumidores es uno de los mejores indicadores para la demanda de autos, dijo el analista Peter Nesvold, de la firma Beard Stearns.


Los altos precios de la gasolina y la caída en el mercado de la vivienda están entre las principales preocupaciones de los consumidores.


"Anticipamos una caída continua en la venta de autos como uno de los síntomas de la desconfianza de los consumidores en la economía", dijo Nesvold en una nota reciente a los inversionistas.


Los fabricantes de autos deben reportar los resultados de sus ventas de noviembre el próximo lunes. Nesvold y otros analistas predicen que las ventas estarán sin cambios o serán ligeramente más bajas comparadas con noviembre de 2006.


Este mes es generalmente difícil para los fabricantes de autos a pesar de los descuentos de fin de año. Robert Barry, analista de Goldman Sachs, dijo en una nota a los inversionistas que noviembre podría haber sido peor sin el incremento de incentivos.


GM tiene una gran posibilidad con el Malibu sedán, que llegó a los concesionarios a principio de mes. El fabricante no dará cifras exactas de ventas hasta el lunes, pero el portavoz Terry Rhadigan señaló que hay sólo un suministro para siete días de Malibu a nivel nacional.


Toyota Motor Corp. también debería ver un pequeño o ningún incremento en noviembre, un fuerte contraste con el incremento de doble dígito en las ventas mensuales que había estado disfrutando hasta hace poco.


Jesse Toprak, economista en jefe del sitio para información de autos Edmunds.com, dijo que las ganancias de Toyota no fueron sostenidas a largo plazo, y que la compañía espera reportar un crecimiento más lento este año.


Algunos analistas predicen que Chrysler LLC verá el descenso más grande de año a año en sus ventas en noviembre, dado que este fabricante está batallando para levantar su línea de vehículos y depende menos de las ventas por lotes a las compañías de renta de autos, lo que había estado aumentando sus números en los últimos años.


Chrysler anunció en noviembre que eliminará cuatro productos en 2008 ?incluyendo su Dodge Magnum y el todoterreno Chrysler Pacific? como parte de su reestructuración y también eliminará 12 mil puestos de trabajo.


Brian Johnson, analista de la firma Lehman Brothers, pronostica un descenso del 17% para Chrysler en noviembre.


Toprak predice que las ventas de Honda subirán en un 8%, mientras que las de Nissan aumentarían en un 10% sobre las débiles ventas de noviembre.