Inicio  





 Lo Más Visto
- Tras la pandemia, miles de tiendas minoristas cerrarán en EEUU
- Escasean los paramédicos
- DACO emite 13 avisos de infracción a detallistas de gas licuado
- Qué tendencias de consumo se anticipan en Estados Unidos a medida que la economía se recupera
- HACIENDA EMPIEZA A ENVIAR LOS PAGOS DE $1,400




  Por el libro
Bookmark & Share

23 de marzo de 2021

Quien tenga una deuda corre el peligro de que ésta sea saldada con el cheque de estímulo por $1,400 dólares que el Congreso aprobó la semana pasada como parte del Plan de Rescate de Estados Unidos.

A diferencia del segundo cheque de estímulo por $600,  el cual fue protegido por la ley para que ningún ente de cobro pudiera despojar a los beneficiarios de la ayuda, en esta ronda no se planteó un candado para evitar cobros.

En caso de no enmendar la ley millones de ciudadanos podrían tener severas afectaciones económicas tomando en cuenta que el cheque de estímulo puede ayudarlos para conseguir alimentos y efectuar pagos necesarios.

De acuerdo con el senador Ron Wyden los demócratas tienen la intención de proteger el tercer cheque de los cobradores de deudas privados, pero “las reglas del Senado no nos permitieron incluir esa protección”.

Wyden, quien es presidente del Comité de Finanzas, dijo que presentaría un proyecto de ley independiente para bloquear todo tipo de embargo, con el fin de ayudar las personas y evitar que la ayuda no los beneficie por dicha situación.

Por lo anterior, el senador externó que espera que el grupo parlamentario republicano apoye, nuevamente, para que “las familias reciban los $1,400 que necesitan para pagar el alquiler y comprar alimentos”.

El senador republicano Mike Crapo, en entrevista con el HuffPost explicó que está en sintonía con los demócratas en el sentido de buscar garantías para la protección de los pagos, “no he visto los detalles, pero creo que la idea es una buena idea”.

Lo que se busca es que no se embarguen los recursos repartidos en temas como deudas de impuestos, esto de acuerdo con los demócratas es más sencillo en comparación con deudas con entes privados como bancos.

En este sentido, los esfuerzos legislativos tendrían que ir orientados a estos esfuerzos. La semana pasada, una coalición de grupos de defensa del consumidor  instó a los legisladores, en una carta, a darse prisa y proteger los pagos.