Inicio  

 Lo Más Visto
- Cuáles son los pasos para guardar y cocinar alimentos de modo seguro y prevenir intoxicaciones alime
- Cómo aumentar la vida útil de la batería de los teléfonos móviles
- 6 estafas navideñas de las que debes cuidarte
- Los riesgos de comprar un televisor inteligente (y qué recomienda el FBI para protegerte)
- Tips para compras online deforma confiable y segura




  Por el libro
Bookmark & Share

11 de noviembre de 2019

El Vocero

Las gomas explotadas, los trenes delanteros que se quedan en un hoyo y los choques causados por la falta de encintado en las carreteras le han costado al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) casi $200,000 en los pasados tres años. Esto, por dinero que ha tenido que pagar en reclamaciones a los 283 conductores que se han sometido al proceso burocrático que se requiere para poder cobrar estos daños.

Estas reclamaciones son posibles dentro de una ley (Ley 104 de 1955) que permite a los contribuyentes demandar al gobierno por daños y perjuicios, así como para reparar propiedad afectada por el Estado.

Esta ley va de la mano de un extenso y burocrático proceso que comienza determinando si el lugar donde ocurrió el accidente es o no propiedad del DTOP. De acuerdo con el diagrama ofrecido por el propio DTOP, los conductores que hagan estas reclamaciones deben entregar una lista de documentos sustentando su reclamo, el cual es luego investigado por la agencia.

Una vez ellos determinen que el DTOP es responsable del accidente, comienza un intercambio de documentos entre los ciudadanos que reclaman y la agencia hasta que se completa el proceso que atraviesa por otras tres oficinas: Servicio al Ciudadano, Oficina de Finanzas, el Departamento de Justicia y, finalmente, Hacienda para que emita el pago.

Según la información ofrecida por el DTOP, entre julio de 2018 y junio de 2019, fueron 107 las reclamaciones que recibió el DTOP por este tipo de daños. En total, pagaron $83,789.45.

El año anterior, entre julio de 2017 y junio de 2018, fueron 92 los reclamantes. El desembolso por estas reclamaciones llegó a $59,997.66.

Entre julio de 2016 y el 30 de junio de 2017, el DTOP pagó $53,636. Las reclamaciones ese año llegaron a 84.

Con las condiciones en que se encuentran las carreteras luego del huracán María, no es de extrañar que la cantidad de reclamaciones haya ido en aumento.

El secretario del DTOP, Carlos Contreras, ha dicho que la agencia tiene como prioridad atender los hoyos en las carreteras. En una visita la semana pasada a La Fortaleza el funcionario dijo que “con los hoyos creo que se ha visto progreso con el programa de Abriendo Camino. Se ha estado trabajando consistentemente en este proyecto histórico y ya subastamos parte de los $250 millones federales que hay para esto”. El programa Abriendo Caminos —conceptualizado en cuatro fases a ser subvencionadas con fondos federales y locales— tiene un costo total de $652 millones en dos años, de acuerdo con los estimados de la ACT.

Ese dinero se divide en $327 millones en fondos estatales, $250 millones provenientes de la Administración Federal de Carreteras (FHWA, por sus siglas en inglés) y se completan con $75 millones del Programa Estatal de Modernización de Carreteras, de asignaciones legislativas.