Inicio  



 Lo Más Visto
- Dos aseguradoras están en problemas por reclamaciones
- Descubren un nuevo peligro en el consumo de carnes procesadas
- Más casas reposeídas en la zona metropolitana




  Por el libro
Bookmark & Share

23 de marzo de 2018

SinComillas

El Gobierno, de forma “maliciosa, calculada y bajo falsos pretextos”, vendió deuda pública a las cooperativas lo que provocó un exceso de concentración de bonos en las carteras de las cooperativas y creó un riesgo sistémico. Es lo que reclaman varias cooperativas de ahorro y crédito que presentaron una demanda en el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico al amparo del proceso bajo el Título III de la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés). 

Las cooperativas de ahorro y crédito, que tienen alrededor de $1,000 millones en inversiones en bonos del Gobierno están prácticamente en quiebra por culpa de esas inversiones. Entre 2009 y 2014, las cooperativas empezaron a comprar deuda del Gobierno. Las cooperativas responsabilizan de esa decisión a “los esfuerzos concertados y dirigidos específicamente hacia las cooperativas” del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y la Corporación Pública para Supervisión y Seguro de Cooperativas (COSSEC).

Las cooperativas demandantes consideran que el Gobierno provocó una acumulación indebida de deuda pública en el Sistema Financiero Cooperativo. Los demandados son: el Gobierno, lCOSSEC, el BGF, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) y la Junta de Control Fiscal.

Las cooperativas incluyen en la demanda a las firmas de valores, bufetes y firmas de contabilidad o auditoría que participaron en el diseño, oferta, y/o venta de los instrumentos de deuda del gobierno de Puerto Rico y/o que actuaron como asesores, representantes legales, auditores o que prepararon análisis o informes jurídicos, contables o financieros con respecto a dichos instrumentos.

Según la demanda, a pesar de que el Gobierno conocía el delicado estado de las finanzas públicas, no advirtió a las cooperativas.

Los demandantes son: Cooperativa de Ahorro y Crédito Abraham Rosa; Cooperativa de Ahorro y Crédito de Ciales; Cooperativa de Ahorro y Crédito de Juana Díaz; Cooperativa de Ahorro y Crédito de Lares y Región Central; Cooperativa de Ahorro y Crédito de Rincón; Cooperativa de Ahorro y Crédito Vega Alta; y Cooperativa de Ahorro y Crédito Dr. Manuel Zeno Gandía.  Estas cooperativas cuentan con $1,452 millones en activos, 139,621 socios y 384 empleados.