Inicio  





 Lo Más Visto
- Las ventas del ciberlunes en Estados Unidos caen por primera vez
- Petroleras enfrentan escasez de mano de obra a medida que energías renovables cobran impulso: sondeo
- Confianza del consumidor en EE.UU. cae a mínimo de nueve meses
- Sentencian a cuatro años de probatoria a exejecutivo de Doctors’ Center por fraude de $1.2 millones
- Estas son las ciudades más caras del mundo para vivir ahora




  Estirando el chavito
Bookmark & Share

24 de noviembre de 2021

Yahoo

  • Con la subida de la inflación nuestro dinero alcanza para comprar menos
  • Saber dónde, cuándo y cómo comprar te ayudará a combatir sus efectos
  • Adquiere productos de la canasta básica en los mercados o tianguis en lugar de supermercados
  • Si compras al final de la jornada encontrarás algunos productos más baratos

Leira Velázquez | Ciudad de México

La inflación ha sido un concepto que escuchamos todo el tiempo en las noticias y en las conversaciones cotidianas, pero ¿lo entendemos? ¿sabemos cómo nos afecta? Y lo que es más importante, ¿qué podemos hacer para reducir su impacto?

En palabras sencillas, la inflación es el cambio general que sufrieron los precios de los productos en un país en un periodo de tiempo concreto. 

Es un cálculo que realiza Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), registrando el precio de todos los productos que se comercian en México, se crea un índice y se obtiene la variación.

Actualmente México tiene un nivel de inflación de 6.24% anual, eso quiere decir que, en general, los precios de los productos aumentaron en ese porcentaje, tal vez algunos más o algunos menos, pero en promedio ese es el incremento de los precios.

De acuerdo con Inegi, la electricidad, el tomate verde, nopales y cebolla son de los productos que más encarecieron en el último mes. Y los consumidores podemos darnos cuenta de esto, ya que nuestro salario no alcanza para las mismas cosas que hace un año, o incluso que hace un mes.

Así te impacta la inflación

Cuando vamos a la tienda compramos leche, azúcar, huevo o incluso las tortillas, tuvieron un incremento en su precio, es ahí donde está el efecto de la inflación.

Mientras exista una tasa de inflación más alta, nuestro dinero alcanza para comprar menos productos, lo que se conoce como poder adquisitivo. Es por eso que las autoridades nacionales, principalmente el Banco de México, se preocupan de mantener un bajo nivel de inflación, para que las personas puedan comprar la canasta básica.

 

La Profeco recomienda comprar a granel ya que se podrá ahorrar dinero y realizar un consumo sustentable. Foto: REUTERS/Daniel Becerril

La inflación de 6.24% en octubre para México, representa su nivel más alto este 2021, pues incluso en enero de este año, la inflación se ubicaba en 3.5%, es decir, que al inicio del año, nuestro dinero alcanzaba para comprar muchos más productos que ahora.

Pero no somos el único país con este problema, pues Estados Unidos también registra un 6.2% de inflación anual a octubre del 2021, su peor nivel desde hace más de 31 años.

En definitiva, la inflación es un problema de todos, y nosotros como consumidores podemos aprender a hacerle frente con compras inteligentes y decisiones personales que nos permitan administras mejor nuestro salario.

Como luchar contra la inflación

  • En primer lugar , organizar nuestras entradas y salidas de efectivo. El sueño de todos sería aumentar nuestros ingresos, y esto debe ser por una diversificación de las actividades productivas que realizamos. Es decir, que nuestro ingreso no dependa exclusivamente de una sola actividad, sino también de inversiones, honorarios o incluso trabajos adicionales extraordinarios, de tal forma que no sientas la presión porque llegue la quincena.
  • Por otro lado, es igual de importante tener un control de los gastos y compras que realizamos. Al organizar las prioridades, podemos tener certeza del presupuesto restante para comprar todo lo demás.
  • Organiza tus gastos, primero tu alquiler o hipoteca, servicios como luz, agua, gas, colegiaturas y pagos adicionales si tienes préstamos.

Dónde y cuándo comprar los alimentos

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) nos comparte algunos consejos para realizar tus compras y aprovechar descuentos, mejor relación entre el precio y calidad, y otros para que nuestro salario alcance y reducir el efecto de la inflación:

  • El organismo señala que se pueden obtener algunos beneficios al adquirir productos de la canasta básica en los mercados o tianguis en lugar de los supermercados, ya que se reduce el número de intermediarios y se apoya a la economía nacional.
  • Indica que muchos comerciantes suelen bajar sus precios al final de la jornada, para sacar los productos que no podrán vender posteriormente, por lo que empezar las compras al finalizar el día ayudará a economizar aún más.
  • La Profeco agrega que al comprar a granel se podrá ahorrar dinero y realizar un consumo sustentable al evitar generar basura de empaques y con ello se observará mejor la calidad y estado del producto, al no haber envolturas o envases.

Lo que no debes olvidar

Reflexiona siempre sobre las compras que quieres hacer, sobre si de verdad lo necesitas o si tus capacidades pago son suficientes.

Haz una lista de tus necesidades y busca comprar productos duraderos o realmente indispensables en tu despensa, evita los gastos innecesarios.

Recuerda comparar los precios, tanto con el supermercado, aplicaciones de entrega a domicilio e incluso entre los diferentes puestos del tianguis.

Lo que recomienda un experto

Melisa Ibarra, asesora financiera de Profeco, explica que, para armar un presupuesto, primero hay que definir cuales son los ingresos que tienes, después es importante registrar todos los gastos, tanto mensuales como anuales, de tal forma que se programen los gastos.

La experta señaló que con gastos hormiga, es decir, compras diarias de un café, dulces, galletas, e incluso los gastos de viajes o streaming, los cuales pueden llegar a ser de 12,000 pesos al año.

Localizar los gastos innecesarios te permitirá administrar mejor tus ingresos y tu quincena y otros ingresos alcanzarán para comprar más productos de la canasta básica.