Inicio  

 Lo Más Visto
- Ordenan ‘recall’ de gotas para los ojos y pomadas vendidas en Walmart y Walgreens
- Califican como estorbos casas habitadas en Ponce
- 4 Problemas de dinero por las que la gente suele divorciarse
- Contratista sustituye a BDO en Educación
- FCA llama a revisión 100,000 Jeep Cherokee por problemas en la transmisión




  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

16 de enero de 2018

Engadget

Sabíamos que los aviones, debido a la alta rotación de pasajeros y el brevísimo espacio de tiempo en los aeropuertos para su limpieza, no son los lugares más higiénicos del mundo, que se pueda decir. Sin embargo, la advertencia lanzada por una azafata de vuelo de una gran aerolínea -que por motivos evidentes, ha preferido permanecer en el anonimato-, ha desatado las alarmas en especial para quienes acostumbraban a tomar un cafecito para hacer más llevaderas las horas del vuelo. "¡No bebas café en el avión!".

¿Por qué no deberíamos beber café en un avión? La azafata lo explica de forma meridiana: "se usa la misma agua que en los aseos", y extiende la recomendación a otro tipo de bebidas que no estén embotelladas. Uno podría pensar que se trata de una exageración, pero esta azafata (recordemos que trabaja para una de las grandes aerolíneas) sostiene que vio cómo se hizo un test de salubridad y había trazas de E-Coli, la misma bacteria que campa a sus anchas en las heces.

Según explica esta azafata, los tanques de agua potable que surten al avión no se limpian con la frecuencia que resultaría necesaria para garantizar la higiene para el consumo humano, y lo peor del asunto es que los estudios corroboran las alarmas despertadas por esta azafata. Así, un estudio llevado a cabo entre líneas aéreas comerciales arrojó un dato alarmante: el 12% de los aviones registrados contaba con restos fecales en el agua que presuntamente es potable y para el consumo dentro de la aeronave.

En teoría, la regulación existente al respecto debería ser más que suficiente para garantizar la higiene de los tanques de agua, pero ya se sabe: muchos vuelos, mucha prisa y al final no se terminan de hacer bien los deberes en todos los casos. De cualquier manera y como consejo general, mejor consumir bebidas embotelladas en los vuelos.