Inicio  



 Lo Más Visto
- Empresas de bienes de consumo adaptan su oferta en previsión de una posible recesión económica
- Tiendas de Nueva York guardan alimentos y otros productos en cajas de seguridad por aumento de robos
- Los robos y la reducción del PAN impactan a los negocios del País
- El petróleo de Texas baja un 4 % y cierra en 90,66 dólares el barril
- El Gobierno de EE UU lleva a juicio la fusión de dos grandes editoriales para impedir un monopolio




  Por el libro
Bookmark & Share

La Opinion

La inflación interanual llegó a 9.1% durante junio, lo que marcaría un nuevo récord tras superar el 8.6% del mes pasado, de acuerdo con el reporte más reciente de la Oficina de Estadísticas Laborales.

El alza en el Índice de Precios al Consumidor (CPI, por sus siglas en inglés) es el más alto desde noviembre de 1981, de acuerdo con el reporte liberado este miércoles.

En términos anuales, el índice de todos los artículos, menos alimentos y energía, subió 5.9% en los últimos 12 meses; mientras que el índice energético se incrementó 41.6%, en el mismo periodo, el mayor aumento desde abril de 1980.

El CPI mostró un aumento 1.3% en junio pasado, desde el 1% que es reportó en mayo pasado, según el reporte de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Sin embargo, de acuerdo con analistas, el alza de junio podría marcar el pico de la escalada inflacionaria, toda vez que en las últimas semanas han comenzado a enfriarse los precios del petróleo y de las gasolinas, dos factores que aceleraron la inflación desde marzo pasado.

Durante junio, el aumento de los precios fue generalizado, pero con un mayor impacto en los precios de la gasolina, la vivienda y los alimentos, los cuales golpearon con mayor fuerza la capacidad de compra de los contribuyentes.

En este sentido, el componente energético del CPI subió 7.5% durante junio pasado, lo que significó casi la mitad del aporte total de todos los productos; mieras que el índice de la gasolina se incrementó 11.2%, de acuerdo con el reporte.

El otro componente importante, el de alimentos, tuvo un ajuste al alza de 1% en junio, el mismo que registró el índice de alimentos en casa.

Fuera de los energéticos y de la gasolina, los mayores aumentos de precios durante junio estuvieron en: vivienda, automóviles y camiones usados, atención médica, seguros de vehículos automotores y vehículos nuevos.

En abril pasado, los especialistas también consideraron que la inflación había tocado su pico y que a partir de mayo comenzaría a bajar; sin embargo, el reporte de ese mes volvió a dar un salto récord al alcanzar un 8.6% en su comparativo anual.

El reporte del CPI marcaría la hoja de ruta que la Reserva Federal seguirá en las próximas semanas, de la que su presidente, Jerome Powell, ha adelantado continuará con alzas en la tasa base de hasta 0.75%.

Sin embargo, el escenario puede cambiar una vez que se conozca el resultado del comportamiento general de la economía durante el segundo trimestre de 2022.

De confirmarse una nueva contracción en el segundo trimestre del año se configurarían los elementos técnicos de una recesión.