Inicio  

 Lo Más Visto
- 6 estafas navideñas de las que debes cuidarte
- Los riesgos de comprar un televisor inteligente (y qué recomienda el FBI para protegerte)
- Arrestan a dos por fraude bancario y buscar a un tercero
- BMW admite que vehículos tienen bolsas de aire defectuosas
- Mazda reemplazará pieza de bolsas de aire de 117,000 autos




  Orejitas
Bookmark & Share

15 de julio de 2019

La Opinion

El dinero suele ser una de las principales razones por las que las parejas tienen fuertes peleas. Por eso, los problemas de dinero suelen ser capaces de ocasionar divorcios.

Por eso, a continuación, te decimos cuáles son los conflictos de dinero más comunes por las que las personas se separan.

1–Actitudes opuestas sobre el dinero

Es muy importante que hables de tu situación financiera con tu pareja antes de casarse, pero pocas personas se toman el tiempo de preguntarle a su media naranja sus opiniones sobre el gasto y el ahorro.

El tener actitudes diferentes sobre el manejo del dinero puede crear graves peleas. Por ejemplo, si tu pareja le gusta gastar todo lo que gana y tú te preocupas por ahorrar cada centavo, seguro te molestará enormemente su comportamiento.

2–Prioridades financieras diferentes

También es importante identificar las prioridades financieras antes de que te cases. Por ejemplo, quizás tú quieras usar una buena cantidad de dinero para hacer un viaje a un lugar exótico, mientras tu pareja desea usar ese mismo dinero para comprar una casa primero.

Si no están de acuerdo en cuáles son las prioridades, es muy probable que los problemas surjan.

3–Infidelidad financiera

Este tipo de infidelidad es casi igual de dañina que la sexual. Algunos ejemplos de esto son las cuentas bancarias secretas, deudas no reveladas, compras ocultas o adicciones a las apuestas.

Este tipo de infidelidad puede provocar problemas económicos en la pareja que después pueden desembocar en conflictos más graves.

4–Incapacidad para ajustarse a un presupuesto

A pesar de que podría ser imposible ponerse de acuerdo en cuánto dinero exactamente puede gastar cada quien, es indispensable que se lleguen a compromisos de gastos para ajustarse a un presupuesto y respetarlos.

Por ejemplo, quizás tengan que acordar un día de la semana en el que pueden salir a comer afuera, en lugar de hacerlo cada vez que a alguien se le antoje.