Inicio  





 Lo Más Visto
- Federales intervienen con empresa que pagaba a sus guardias por servicios profesionales
- Alberic, Auto Group y Bella Group se poncharon ante el Supremo
- La pandemia pasa factura en EEUU: el 29% de los pastores pensó dejar el ministerio a tiempo completo
- ¿De dónde viene la palabra 'dólar'? Éste es su origen y significado
- RAM: NHTSA investiga bombas diésel de alta presión en sus camionetas




  Por el libro
Bookmark & Share

17 de septiembre de 2021

AP

La mayoría de los estadounidenses no cree que su información personal esté segura en internet y tampoco están satisfechos con los esfuerzos del gobierno federal para protegerla, según una encuesta difundida el jueves.

El sondeo de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research y MeriTalk muestra que el 64% de los estadounidenses dice que sus actividades en las redes sociales no son seguras. Casi la misma cantidad tiene las mismas dudas de seguridad acerca de la información en línea que revela su ubicación física y la mitad cree que sus conversaciones de texto privadas son inseguras.

No solo están preocupados: quieren que se haga algo al respecto. Casi tres cuartas partes apoyan la creación de estándares nacionales sobre cómo las empresas pueden recopilar, procesar y compartir datos personales.

"Lo que me sorprende es que existe un gran apoyo para que el gobierno haga más para proteger la privacidad de los datos", dijo Jennifer Benz, subdirectora del Centro AP-NORC. "Y es un apoyo bipartidista".

Pero después de años de esfuerzos estancados hacia la redacción de leyes más estrictas para proteger la privacidad de los datos, que podrían hacer responsables a las grandes empresas por todos los datos personales que recopilan y comparten, la encuesta también indica que los estadounidenses no confían mucho en que el gobierno lo arregle.

La mayoría, el 56%, confía más en el sector privado que en el gobierno federal para hacer las mejoras de seguridad y privacidad, a pesar los hackeos que han sufrido durante años.

De hecho, empresas como Apple han hecho un gran esfuerzo para presentarse como sintonizadas con las preferencias de privacidad del consumidor y comprometidas a protegerlos.

Por ejemplo, los fraudes con los números de seguro social se han disparado desde el inicio de la pandemia en Estados Unidos debido a que los perpetradores compran información personal robada en la llamada dark web y la utilizan para realizar solicitudes falsas del seguro de desempleo y otras prestaciones.

Un 71% de los estadounidenses opina que la privacidad de los datos de las personas debe tratarse como un problema de seguridad nacional, con un nivel similar de apoyo entre demócratas y republicanos, pero solo el 23% está muy o algo satisfecho con los esfuerzos actuales del gobierno federal para proteger la privacidad de los estadounidenses y asegurar sus datos personales en línea.