Inicio  





 Lo Más Visto
- Distribuidores de autos también sufren con tapón en puertos
- Hay plantas que ni botándolas
- Hasta el 25% de los concesionarios de automóviles podrían cerrar
- Continúa la ola de robos de plantas eléctricas
- FCC asegura se necesitan más fondos en la Isla




  Por el libro
Bookmark & Share

29 de junio de 2017

FTC

Alesha Hernandez

Especialista en educación del consumidor, FTC

¿Has recibido una llamada, carta, email o mensaje de texto sobre una deuda que parece dudosa? No muerdas el anzuelo, porque los cobradores de deudas “fantasmas” tratan de presionar a la gente para que pague deudas que en realidad no adeudan. En su esfuerzo por reprender severamente a los cobradores de deudas fantasmas, la FTC ha presentado cargos contra una operación con sede en Carolina del Norte por cobrar deudas falsas por más de $30,000, a pesar de las quejas de los consumidores que dijeron que las deudas no eran reales.

En 2014, ACDI Group compró una cartera de más de 2,000 préstamos supuestamente vencidos. Según la FTC, estas deudas eran falsas– pero los nombres, domicilios, números de Seguro Social, números de teléfono y domicilios de email vinculados a los préstamos eran reales. Una filial de ACDI comenzó a comunicarse con estos consumidores para cobrarles las deudas falsas. En varios casos, los consumidores se quejaron sobre las cobranzas fraudulentas y entregaron pruebas de que no debían la deuda reclamada. Debido al alto volumen de quejas, el vendedor de deudas le reembolsó a ACDI el dinero que había pagado por la cartera de deudas. El vendedor de la cartera de deudas también le dio instrucciones a ACDI para que dejara de cobrar las deudas. Pero ese no es el fin de la historia.

Los demandados no solo recibieron un reembolso del vendedor de la cartera de deudas, sino que también se guardaron el dinero que ya habían obtenido por el cobro de la falsa cartera de deudas. Y lo que es aún peor, continuaron cobrándoles dinero a los consumidores por esas falsas deudas por al menos otros siete meses más. La acción de la FTC procura prevenir futuras infracciones y conseguir reembolsos para la gente que pagó dinero que en realidad no debía.

Este caso forma parte de los esfuerzos de la FTC para combatir la práctica de cobranza de deudas fantasmas.

No te dejes asustar por los cobradores de deudas – verdaderos o falsos. Conoce tus derechos legales para poder detectar cuando algo no está bien. Por ley, los cobradores de deudas tienen que enviarte un aviso de validación por escrito dentro de los cinco días posteriores a la fecha en que se comunicaron contigo. Si no lo hacen, considéralo como una bandera roja de alerta. Y si un cobrador de deudas te amenaza, acosa o intimida para que pagues una deuda, también es ilegal. Repórtalo a la FTC.