Inicio  



 Lo Más Visto
- Analisis de aumento de peajes de Metropistas para automóvil.
- Trucos para conseguir el mejor asiento en un avión
- Alerta: Retiran medicamento para bebés de Walmart, CVS y Family Dollar
- Hacienda enviará cartas de cobro a los que no hayan pagado IVU por comprar en Internet
- TRUMP NO PUEDE SALVAR A LA INDUSTRIA DEL CARBÓN AUNQUE QUIERA




  Por el libro
Bookmark & Share

31 de julio de 2018

Doctorshoper

Estamos a fin de mes y los días donde los consumidores acuden a sus centros de inspección para iniciar el proceso de sacar su marbete y cumplir con su responsabilidad con el Estado. Esto da el inicio a un desbarajuste.

A finales del mes de junio del 2018 me tocó llevar a inspeccionar el vehículo de motor de mi esposa. Lo que encontré en aquel entonces fue prácticamente todos los centros de inspección en Guaynabo inoperantes. Visité nueve (9) Centros de Inspección y sólo uno estaba operando, pero la fila era como las de comprar hielo durante el Huracán María. Fue en ese momento que me surgió la curiosidad de investigar el porqué de dicha situación, más aún cuando el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) en esos días había anunciado la implementación de un nuevo sistema de inspección de vehículos de motor con cámaras. El nuevo sistema, según indica el secretario, Ing. Carlos Contreras, era de lograr estar en cumplimiento, efectivo el 1ro de julio del 2018, con las regulaciones Federales de emisiones de los vehículos de motor que transitan en la Isla.

Hay que recordar que fue bajo el mismo Contreras cuando era secretario de Carreteras bajo la administración del entonces gobernador Luis Fortuño, cuando se trató de implementar el sistema para el 2012. En aquel entonces fueron muchos los centros de inspecciones que invirtieron alrededor de $3,000 en el equipo, incluyendo las cámaras. Hubo un cambio de administración con la entrada de Alejandro García Padilla y se detuvo el proyecto.

Es ahora, luego de seis (6) años después, cuando vuelven a implementar el sistema bajo el mismo monopolio de la empresa Car Tech.

Como resultado de esa realidad, en www.doctorshoper.com nos dimos la tarea de visitar 20 centros de inspección. Las visitas fueron desde el 12 de julio al 18 de julio, en los pueblos de Bayamón, San Juan, Guaynabo, Corozal, Orocovis, Barranquitas, Naranjito, Arroyo y Vega Baja.

Los hallazgos más importantes de nuestra investigación fueron los siguientes.

  1. El 40% de los centros de inspección no tenían el sistema funcionando a la fecha.
  2. El 90% de los entrevistados nos indicaron que el sistema se les cae y/o se congela.
  3. El cable que se le conecta a la computadora de vehículo no está funcionando como se supone suceda.
  4. Que el servicio de internet en sus centros de inspeccione es prácticamente ninguno desde el huracán, imposibilitando poder funcionar el nuevo sistema.
  5. Problemas para inspeccionar los vehículos híbridos.
  6. El programa no es compatible con los vehículos diesel.
  7. Las actualizaciones en muchos casos no son compatibles con el sistema. Lo que sucede es que si el centro de inspección compró el equipo en el 2012, y por ejemplo el sistema operativo en aquel entonces era Windows Vista, y la computadora estaba configurada para dicho sistema, pero ahora es Windows 10, el sistema no es compatible. Esto causa graves problemas al centro de Inspecciones.
  8. Que Car Tech no tiene suficiente personal para atender los problemas del sistema.
  9. Competencia desleal ya que todavía hay muchos centros de servicio sin estar operando con el sistema nuevo y los consumidores para evitarse problemas acuden donde ellos.
  10. Falta de una campaña de educación a los consumidores sobre el nuevo sistema, ya que cuando el vehículo no pasa inspección les echan la culpa a los centros de inspección.

Un detalle que nos indicaron los operadores de centros de inspecciones es que con el nuevo sistema el esfuerzo es mayor, inclusive en algunos casos hasta el doble del trabajo por los mismos $11 dólares que han estado cobrando desde el siglo pasado.

En www.doctorshoper.com  estamos de acuerdo que se tenía que implementar un sistema que evitara el fraude en las inspecciones, pero a nuestro entender en la forma que se está implementando es peor que lo que estaba en funciones.

Para agravar la situación, según nos informaron varios operadores de Centros de Inspecciones, en este momento el Departamento de Hacienda no puede atender ni da abasto para solucionar el problema de las inspecciones. Con el cierre de colecturías, está trabajando en este momento en la implementación del mismo sistema de tienen los bancos para la venta de marbetes en los centros de inspecciones.  Hacienda en vez de venir madurando el sistema como DTOP, seleccionó la zona noroeste de la Isla para hacer un proyecto piloto e ir haciendo los ajustes pertinentes antes de que el sistema sea implementado en toda la Isla.

 

Otra situación que está obstaculizando cualquier avance que el Gobierno de Puerto Rico en el nuevo sistema de inspección de vehículos de motor, es la pobre y deficiente infraestructura de internet que tienen los pueblos fuera del área metropolitana de San Juan.

 

Alegada nébula en cuanto al Seguro Obligatorio en los Centros de Inspección.

 

Algo que nos sorprendió fue ver el gran despliegue de material promocional y rotulación por parte de Integrand en los Centros de Inspección visitados. A nuestro entender la forma de evadir Integrand ser multados por violar la rotulación del Seguro Obligatorio, es anunciar en el centro de inspección el seguro Turbo CoverMax, cuando a mi entender en realidad es un seguro obligatorio con una cubierta adicional. Varios operadores de centros de inspección nos indicaron cuando le preguntamos del porqué de la rotulación, era que Integrand le estaba pagando por colocar dicha rotulación.

Es importante señalar que la Oficina del Comisionado de Seguros de Puerto Rico intervino contra Integrand (Caso CM 2016-47) el asegurador solicitó mediante certiorari al Tribunal Supremo, la revisión de la Sentencia emitida por el Tribunal de Apelaciones en la que se confirmó la Resolución de la Oficina del Comisionado. El Tribunal Supremo declaró no ha lugar la solicitud del certiorari del asegurador y actualmente se encuentra pendiente de ser resuelta la solicitud de reconsideración de asegurador de no ha lugar (caso núm. CC-2018-423. Por lo tanto, dicha sentencia aun no es final y firme.  

En relación a esta situación en www.doctorshoper.com entendemos que el Comisionado debe liberar el reglamento para que le permita a las compañías en un ejercicio de libre empresa a que se anuncien los diferentes seguros en los centros de inspección.