Inicio  

 Lo Más Visto
- La Reserva Federal de EE.UU. toma medidas contra bancos de Puerto Rico tras las sanciones a Caracas
- Hacienda recauda en enero $23.5 millones más de lo previsto
- New York Times afirma que la producción de Boeing es de mala calidad
- El Medicare es demasiado frágil como para cubrir a todo el mundo
- Investigación legislativa a presunta "venta de viejitos"






  Que no te cojan de...
Bookmark & Share

5 de abril de 2019

La Opinion

Comprar un auto nuevo no debe ser una decisión que se tome a la ligera, al contrario, debe ser parte de un proceso de rigurosa investigación que debe culminar con el mejor trato posible. Después de todo, un auto nuevo es un gasto que pagarás por muchos años y no podrás deshacerte de él tan fácilmente si te arrepientes.

La negociación de un nuevo automóvil comienza desde tu casa, donde haces tu investigación, y continúa hasta después de estrechar manos con el vendedor de autos en el concesionario, el cual no siempre está de tu lado.

Previamente te hemos informado acerca de los costos que ocultan los vendedores de concesionarios a los compradores Latinos, y las preguntas que debes hacer durante el test-drive de un vehículo. Pero hoy te damos unos tips para no ser engañado por un concesionario que no ven por tus intereses, al contrario, quiere engañarte. 

Porque lo último que necesitas a la hora de comprar un auto nuevo o usado es ser engañado, aquí te compartimos la lista de las tácticas comunes por parte de los concesionarios sin ética (Ojo: no todos los concesionarios usan estas prácticas, pero no va de más ser lo más precavido posible), los cuales esperamos nunca te engañen, basados en un reporte reciente de Business Insider.

Los fraudes más comunes de concesionarios sin escrupulosos

Mentiras de persuasión

Son muchas veces mentiras insignificantes e inofensivas a primera vista, pero puede afectarte  tu método de compra y selección. Estas son: “no manejamos ese color”, “el precio solo está disponible hoy”, “alguien más está interesado en el auto”, “mejor decide pronto”. Lo mejor es no caer en estas mentiras y tomar la decisión correcta con tiempo y basándose en méritos.

La carnada

El vendedor anuncia un auto a un precio ideal para ti, pero cuando decides comprarlo te comunican que el auto ya ha sido vendido o que no tienen más de ese precio. Puedes remediar esto simplemente con una llamada previa a tu visita.

Énfasis en los pagos mensuales

Una táctica de venta muy frecuente: los vendedores preguntan cuál es tu precio mensual, sabiendo que pueden extender el tiempo de un auto caro. La táctica se basa en hacer creer al comprador que su presupuesto depende de sus pagos mensuales, cuando el precio total es el que vale.

Tú puedes remediar ser víctima de esta estafa al concentrarte en el precio total del auto, incluso si lo piensas cambiar por otro.

Cambian los números en el contrato de arrendamiento

Los contratos de arrendamiento son complicados, es por eso que es fácil alterar o cambiar los números para incrementar tus pagos mensuales o intereses. Para evitar esto, necesitas comprender bien cómo funcionan los contratos de arrendamiento o asesorarte de alguien que lo sepa.

“Errores” en los contratos

¿Los concesionarios cometen “errores”? Según ellos, sí. Pero tu puedes prevenir esos errores que elevan tus pagos mensuales o clausuras no especificadas haciendo la cuenta del papel final para darte cuenta que no ay supuestos “errores”.

Negociación del precio del vehículo

Cuando se arrienda un auto, se debe negociar el precio de compra para no pagar el precio sugerido en su totalidad, pero los compradores no saben ésto y dejan que los concesionarios determinen el precio.

La regla de 4

Es un método que los vendedores utilizan para confundir a los compradores. Básicamente consiste en enredar al comprador con los precios del enganche, el valor del auto, el valor por cambiar de auto y los pagos mensuales. Aunque la táctica solo funciona en compradores que negocian directamente con el concesionario, ésta se puede remediar al revisar los precios por separados por escrito y con tiempo.