Inicio  





 Lo Más Visto
- Claro se niega informar a clientes de Auto Expreso
- Las estafas continúan… ahora con WhatsApp de colores
- Si maquillaje las ventas de autos en abril
- Mi Salud dejará de cubrir 61 fármacos
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO




  Por el libro
Bookmark & Share

9 de mayo de 2017

Consumer Reports

En la cumbre Food Waste Summit* de 2016 en Washington, D.C., Tom Vilsack, el exsecretario de Agricultura de Estados Unidos, contó una historia sobre su hijo adulto, que registró el refrigerador de la familia y tiró todo lo que había vencido según la fecha indicada en el paquete, incluso lo que estaba congelado. A qué quería llegar el Secretario: Si su propio hijo no entiende lo que significan las fechas, ¿entonces quién lo entiende?

La respuesta: pocos de nosotros. En una encuesta reciente realizada por la Harvard Food Law and Policy Clinic, casi el 85% de los consumidores dijo que tiran los alimentos basándose en la fecha de vencimiento del envase.

Excepto con respecto a la leche de fórmula para bebés, no existen normas federales que regulen la fecha de vencimiento que aparece en las etiquetas. 41 Estados y el Distrito de Columbia requieren el etiquetado con fecha de vencimiento en ciertos productos alimenticios, 9 estados no lo requieren, y no hay 2 estados que tengan la misma ley. Muchas veces, las designaciones “preferentemente consumir antes de”, “caducidad” y “usar antes de” son simplemente suposiciones de los fabricantes sobre cuánto tiempo durarán sus alimentos en su estado más fresco. Los supermercados también pueden usar las fechas como guía a la hora de abastecer los estantes de los pasillos. Pero las fechas no tienen nada que ver con qué tan seguros son los alimentos.

¿El resultado? Tomemos como ejemplo algo tan básico como la leche. En la mayoría de los estados la fecha de “caducidad” para la leche es entre 21 y 24 días después de la pasteurización. Pero en Montana, la leche ya no se puede vender 12 días después de haber sido pasteurizada. Esto se destaca en la película “Expired”, donde se muestra cómo se saca la leche de los estantes del supermercado y se tira por el desagüe, incluso si a esa leche se la consideraría buena en el resto del país.

Puede ser que en el futuro haya más claridad sobre lo que significan las fechas en las etiquetas de los alimentos, ya que el Congreso está analizando la Ley de Etiquetado de Fecha de Vencimiento de Alimentos (Food Date Labeling Act). “Uno de los debates más comunes que las personas parecen tener en sus hogares es sobre si los alimentos se deben tirar o no, solo porque pasó la fecha de vencimiento en la etiqueta,” dice el representante del Congreso Chellie Pingree, demócrata de Maine, que introdujo el proyecto de ley junto con el Senador Richard Blumenthal, del demócrata de Connecticut. “Es tiempo de resolver ese debate, ponerle fin a la confusión y dejar de tirar alimentos que se encuentran en perfecto estado”.

La legislación propone el uso de 2 etiquetas a nivel nacional: una que indique la calidad, el punto en que el alimento se encuentra en su máxima frescura, y otra que indique la seguridad, la fecha después de la cual se considera que el alimento no es seguro para el consumo. Aún se debe decidir la redacción, pero en la encuesta de Harvard, más consumidores entendieron que “preferentemente consumir antes de” se refiere a la calidad y “expira el”  se refiere a la seguridad, según Emily Broad Leib, la directora de la clínica.

Mientras tanto, otra manera de saber si los alimentos aún son comestibles es confiar en tus sentidos. Si te parece que está en mal estado, probablemente lo esté. Es probable que los alimentos tengan mal aspecto, mal olor y mal sabor antes de que sean inseguros para el consumo. (Las enfermedades transmitidas por los alimentos son causadas por contaminación, no por procesos naturales de deterioro).

Si tienes preguntas sobre tus alimentos, descarga la aplicación FoodKeeper del Departamento de Agricultura o ingresa a foodsafety.gov/keep/foodkeeperapp. Encontrarás consejos sobre la mejor forma de almacenar tus alimentos para maximizar su frescura y su sabor.

*La cumbre Food Waste Summit fue organizada por el Keystone Policy Center y la National Consumers League.