Inicio  





 Lo Más Visto
- Por qué las tarjetas de crédito que ofrecen grandes tiendas y retailers son un mal negocio
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Las pólizas maestras de los condominios no podrán cubrir los apartamentos
- Controversia por las rentas
- Se radican 516 quiebras en junio




  Por el libro
Bookmark & Share

25 de junio de 2020

El Vocero

La Asociación de Centros Comerciales Puertorriqueños (ACCP), -que agrupa a los 46 centros comerciales más grandes del país-, confían en que la industria está lista para que a partir del 1ro de julio, se les permita volver a operar sin limitar la capacidad de personas, operar el valet parking y las áreas de juego, todo esto con estrictos protocolos de seguridad e higiene para evitar contagios.

Según se informó, coincidieron en que las ventas de Padres superaron las expectativas.

“Vimos un tráfico que poco a poco va aumentando, aunque aún no llega al normal, todo corriendo en orden y responsablemente por parte de los inquilinos y visitantes”, comentó el Ing. Adolfo “Tito” González, presidente de la ACCP y de Empresas Caparra, compañía matriz de San Patricio Plaza.

“Esperamos que en la próxima Orden Ejecutiva el gobierno nos permita operar con normalidad, pues ha quedado demostrado que los centros comerciales son un componente esencial en la vida del puertorriqueño”, añadió González.

La mayoría de los centros comerciales reportaron un tráfico cercano al 60% del tráfico normal para esta temporada, a solo tres semanas de su reapertura, luego de dos meses y medio cerrados.

Por su parte, Marnie Marquina, secretaria de la ACCP y gerente general de The Mall of San Juan añadió “estamos viendo a las personas regresar a hacer sus compras y ven que pueden hacerlo con comodidad y seguridad. Continuamos con todas nuestras medidas de prevención de contagio y vemos a todos agradecidos y cooperando”.

Por su parte Francis Xavier González, vicepresidente de la ACCP y directivo de Site Centers, -empresa administradora de 11 centros comerciales incluyendo Plaza Rio Hondo y Plaza del Sol-, expresó la urgencia de permitir la operación con la capacidad normal de los centros comerciales.

“Casi tres meses cerrados es un golpe muy duro para el segmento de ventas al detal y restaurantes familiares. Necesitamos producir, generar, necesitamos recuperarnos lo antes posible. Hemos perdido el Día de las Madres, que es el segundo más importante del año en Puerto Rico y faltan todavía 5 meses para las ventas de Navidad. Y el gobierno también necesita los recaudos y los empleos”, culminó Francis Xavier González.