Inicio  



 Lo Más Visto
- ¿Con cuánta frecuencia nos debemos bañar?
- Revise su leche ‘de almendras’. Ordenan recoger algunos cartones por contener leche de verdad
- Se vacía la Isla
- Se disparan reclamaciones contra Triple S por María
- Cargos contra mujer que robó a su exsuegra $54,750




  Por el libro
Bookmark & Share

El Nuevo Dia

Washington - El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos federales contra 25 personas en Massachusetts imputadas de fraude de identidad en el uso del programa Medicaid, en un caso en el que los perjudicados son principalmente puertorriqueños.

“Los presuntos estafadores en este caso son principalmente ciudadanos dominicanos que residen aquí. Sus víctimas son predominantemente ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico", indicó ayer el secretario de Justicia estadounidense, Jeff Sessions, en una conferencia de prensa en Boston.

En total, 21 de los imputados son indocumentados y muchos tienen antecedentes penales, según el Departamento de Justicia.

Uno de los imputados fue identificado como José López Rosado, de 53 años, quien escapó de una prisión en Puerto Rico, en 1994, en momentos en que cumplía una sentencia de 40 años por asesinato en segundo grado.

López Rosado fue acusado de un cargo de robo de identidad agravado y un cargo de representación falsa en el uso de un número de seguridad social.

Solo cuatro de los imputados no están en Estados Unidos.

Otros implicados son Alejandra Eulalia Baez Arias, Saddan Rafael Bautista Díaz, Kelvin Bautista Valdez, Robert Crisologo Bobadilla Báez, Fernando Cedeño Carpio, Fausto Feliz Feliz, Luis Alberto Fernández Fernández, Domingo García Suero, Santo Jesús González Villar, Ramón Lara Martínez, Viterbo Enrique Minaya Melo, y Ulises Francisco Mota Carmona.

Los demás imputados identificados son: Yhoan Alexis Nivar Rodriguez, James Alfred Peña Guerrero, Ramona Maribel Pérez Peguero, Fiumen Alexis Pimentel, José Mercedes Polanco Guerrero, Joaquin Ruiz Mota, Carmen Sanchez Garcia De Martinez, Wanyer Manuel Soto Pimentel y Edward Elias Villar Ortiz.

Sessions aprovechó los cargos para acentuar la política de mano dura del gobierno de Donald Trump en contra de los indocumentados.