Inicio  





 Lo Más Visto
- Las ventas del ciberlunes en Estados Unidos caen por primera vez
- Petroleras enfrentan escasez de mano de obra a medida que energías renovables cobran impulso: sondeo
- Confianza del consumidor en EE.UU. cae a mínimo de nueve meses
- Sentencian a cuatro años de probatoria a exejecutivo de Doctors’ Center por fraude de $1.2 millones
- Estas son las ciudades más caras del mundo para vivir ahora




  Por el libro
Bookmark & Share

4 de noviembre de 2021

SinComillas

Cerca de una tercera parte de las unidades de vivienda sufrieron daños significativos después de los huracanes Irma y María. Los daños causados podrían ascender a $18,550 millones, según estimados del Centro para una Nueva Economía (CNE). Luego de las ayudas gubernamentales que se han desembolsado , el CNE estima que el 64% de esos daños todavía no se han desembolsado, un total que ascienden a $11,867 millones, señaló el director de Investigación de CNE, Deepak Lamba Nieves.

El CNE presentó una plataforma que ayuda a identificar las necesidades de vivienda sin atender por municipio. “El Dashboard de monitoreo de reconstrucción de viviendas es una herramienta interactiva y dinámica que brinda datos detallados, a nivel municipal, sobre daños a viviendas e inversiones en reconstrucción relacionadas con los huracanes Irma y María. Incluye todas las ayudas gubernamentales federales y estatales disponibles. El cálculo de CNE intenta acercarse a un estimado coherente de cuánta atención hace falta y en cuáles comunidades”, dijo Lamba Nieves, quien desarrolló la herramienta digital junto a Raúl Santiago Bartolomei, Research Fellow de CNE y profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico.

Santiago Bartolomei indicó, por su parte, que “el dashboard que presentamos hoy es una herramienta de monitoreo y transparencia que ayuda a informar decisiones para una reconstrucción mejor planificada. Esta puede informar dónde existe más necesidad y, por ende, dónde se deben invertir recursos. Además, puede ser utilizada por las comunidades y municipios para apoyar sus reclamos de inversión en sus comunidades”.

Las necesidades sin atender no son iguales en todo Puerto Rico. Hay lugares donde hace falta más ayuda. Según el análisis, los municipios con más necesidades sin atender son San Juan, Ponce, Bayamón y Canóvanas. Fajardo, Las Piedras y Gurabo son los municipios mejor encaminados a satisfacer sus necesidades de vivienda después del desastre, mientras que Culebra, Vieques y Maricao se están quedando atrás.

Para calcular las necesidades de vivienda que todavía no han recibido atención, CNE utilizó la siguiente fórmula:

Necesidades de vivienda sin atender = Daños estimados de vivienda para los no asegurados – asistencia para la vivienda posdesastre

Las necesidades de vivienda sin atender son el balance de los daños estimados de vivienda no asegurada, que se calcularon utilizando como base los datos del Programa de Ayuda Individual y Familiar (IHP, por sus siglas en inglés), menos todas las inversiones realizadas a través de los programas federales y locales de reparación y reconstrucción de viviendas (es decir, IHP de FEMA, Tu Hogar Renace, Préstamos por Desastre del SBA y el Programa de Reparación, Reconstrucción o Reubicación de Viviendas (R3) del Departamento de la Vivienda).

CNE estimó que los daños a hogares causados por los huracanes fueron más de $18,550 millones. Este estimado se calculó utilizando datos públicos de las inspecciones del IHP de FEMA y ajustando los daños calculados por FEMA para no subestimar los costos totales de reparación con el multiplicador más conservador utilizado por el gobierno de Puerto Rico de 6.96. Esta cifra de $18,550 millones es mucho más baja que la estimada por el Departamento de la Vivienda ($37,700 millones). El CNE explica que esa diferencia se debe a que el gobierno tiene a sobreestimar los daños, ya que toma en cuenta las necesidades, no solo para reparar las viviendas sino también para que esas viviendas puedan resistir otros huracanes. El CNE explica que su estimado está más cerca de los requisitos financieros necesarios para hacer reparaciones razonables en las viviendas.

Todos los datos utilizados para desarrollar las tablas y visualizaciones que componen la herramienta digital, y el contenido de este informe, son públicos. 

Haga clic aquí para acceder al dashboard que está disponible para cualquier persona o entidad interesada.