Inicio  





 Lo Más Visto
- Departamento de Energía de EE.UU. asegura que monitorea recientes apagones en Puerto Rico
- Walmart impulsa la capacitación financiera con nueva iniciativa
- ¿Tentado a probar un año sin compras? Aquí hay consejos de personas en EEUU que lo hacen
- Se quedan cortos los proyectos de energía renovable




  Por el libro
Bookmark & Share

16 de marzo de 2023

El Vocero

Las más recientes estadísticas sobre la salud crediticia del puertorriqueño, suministradas por la compañía global de información crediticia TranUnion, revelaron que el promedio del puntaje crediticio fue de 711 para enero de 2023, que lo ubica en la categoría de consumidor ‘prime’ —puntajes desde 660 a 720— tendencia que ha ido en aumento desde las estadísticas previas del 2016, cuando el promedio era de 677.

A su vez, el porcentaje de personas con crédito en la categoría más baja o ‘subprime’ —puntajes desde 300 a 600— ha disminuido de 22% a 10%.

Las razones para la mejoría son variadas, según Rodney Curbelo, gerente general de TransUnion en Puerto Rico, y abarcan desde un consumidor más educado en temas financieros hasta la llegada de fondos federales directamente al consumidor.

Aunque el puntaje crediticio experimentó una baja en comparación con el 2022, cuando el promedio era 715, Curbelo indicó que “después que se mantenga sobre los 700 puntos es un consumidor de calidad”.

“Ahora mismo, en Estados Unidos la población ‘subprime’ está en un 13% y Puerto Rico en un 10%. Eso no se veía desde hace 10 años”, resaltó el ejecutivo.

Añadió, que el promedio de cuentas de crédito activas en Puerto Rico es de tres a cuatro por consumidor, y desde el 2022 se han añadido 15,000 consumidores adicionales.

También, las estadísticas presentan un comportamiento crediticio distinto por área geográfica.

La región con el puntaje más alto entre los consumidores fue Aguadilla, con un promedio de 707; seguido de Mayagüez, con 700; San Juan con 699, Arecibo con 692 y Utuado con 692. El puntaje más bajo lo registró Fajardo, con 691.

Curbelo resaltó el perfil del cliente mayor, como un consumidor que ha ido creando su puntaje de crédito por mucho tiempo.

“No es un secreto, que en Puerto Rico somos unos de los países donde la población es una de las más envejecidas. Desde el punto de vista del crédito, todos los consumidores que tienen 65 o más ha ido creciendo, desde el 2016, de 27% a 32%”, subrayó.

Baja el nivel de delincuencia

El bajo nivel de delincuencia también ha impactado positivamente la salud crediticia del puertorriqueño.

“Hace unos dos años nos preguntaron qué pasaría en el 2023, (sobre la delincuencia), y pensábamos que iba a aumentar, pero no es el caso. Las personas siguen pagando cuando tienen que pagar y eso impacta positivamente el puntaje de crédito”, abundó Curbelo.

Las únicas cuentas que en 2023 aumentaron el nivel de delincuencia fueron las tarjetas de crédito, con un ascenso a 2%, en comparación con el 2016, cuando se mantenía por debajo del 1%.

Otro de los factores para la baja en el nivel de delincuencia y aumento en el puntaje de crédito, se debe a que ha subido la cifra de consumidores que paga el saldo de la tarjeta de crédito todos los meses.

Son conocidos como transactores, y se les compara con los prestatarios, conocidos como ‘revolvers’, quienes transfieren el balance al mes siguiente.

Según las estadísticas de TransUnion, los transactores han aumentado de 34% en 2016 a 38% en 2023, mientras que los ‘revolvers’ han disminuido de 66% a 60%

“Entendemos que próximamente, hasta julio, ese nivel de delincuencia va a seguir bastante estable. Por todo esto de la inflación hay que tener cuidado, pero en resumen, Puerto Rico está muy bien”, expresó Curbelo.

A preguntas sobre si las ayudas federales que se han desembolsado en los últimos años son un factor influyente, el ejecutivo indicó que desde antes de la pandemia había mejoría en la puntuación crediticia.

“Posiblemente, sí ha tenido algún impacto, específicamente para 2021, donde los balances de las tarjetas de crédito fueron bajando y las personas estaban pagando mejor los préstamos personales”, explicó.

“Desde el punto de vista crediticio, estamos viendo una mejoría desde mucho antes de que se recibieron estos fondos. Hay un elemento bien importante, y es el tema de la educación financiera. El consumidor hoy en día está mucho más educado que hace posiblemente diez años”, afirmó Curbelo.

Más préstamos de autos

Desde el 2016, la distribución de las acciones de billetera se ha estado desplazando hacia los préstamos para automóviles, en las personas de 25 a 45 años, y con una baja de más de 20% en préstamos hipotecarios, según las estadísticas presentadas por TransUnion.

“Aquí prácticamente se ha roto la idea de que las personas jóvenes no iban a adquirir autos y que iba a incrementar el uso de Uber y taxis. Puerto Rico es un País de autos. Necesitamos autos para llegar a nuestros trabajos, ya que el sistema de transporte público o no llega a todos los lugares, o no es el más eficiente”, expuso Curbelo.

En el desglose presentado por el ejecutivo, los préstamos hipotecarios en las personas de 25 a 36 años han disminuido, de 49% en el 2016 a 27% en el 2023. Mientras que han aumentado los préstamos de auto, de 16% a 26%.

Es el mismo caso en las personas de 36 a 45 años, entre quienes han disminuido los préstamos hipotecarios de 71% a 47%, y aumentado a su vez los préstamos de auto, de 11% a 19%.

En comparación con el 2021, el sector hipotecario experimentó una baja de 32% en la adquisición de préstamos.

Para las personas mayores de 65 años, “todavía un 60% de su cartera crediticia es su hipoteca. Esto no incluye segundas hipotecas, solo las primeras hipotecas, porque las segundas se reportan distinto”, concluyó Curbelo.