Inicio  



 Lo Más Visto
- Cómo ahorrar dinero con 7 simples pasos y no morir en el intento
- Más caros los boletos de avión
- 9 trucos que utilizan las tiendas para que gastes más
- Causa para juicio contra exempleado de seguridad
- ¿Qué puedo conectar a la planta eléctrica de mi casa?




  Por el libro
Bookmark & Share

12 de enero de 2018

El Vocero

El anuncio del cierre de tres almacenes Sam’s Club, con una nómina de 950 empleados, se suma y provoca más cambios a la transformación de la industria del comercio al detalle en Puerto Rico, fuertemente golpeada por el huracán María y con una década de baja en ventas.

El gigante de los almacenes de compras por membresía sorprendió ayer con la decisión de cierre, que no solo llamó la atención en la Isla, ya que medidas similares fueron tomadas en otras jurisdicciones donde la cadena mantiene establecimientos en Estados Unidos.

Economistas y analistas de la industria, perfilan más cambios en el sector de ventas minoristas en Puerto Rico, y dijeron que el cierre de tres establecimientos Sam’s,  en Humacao, Bayamón y Barceloneta, arrastra un efecto multiplicador de cesantías, que de manera indirecta también impactará a más de la cantidad de 950 empleados cesanteados. Eso se refiere al empleo indirecto, correspondiente a empresas suplidoras y negocios circundantes a las tiendas que cerraron.

De igual manera, abona marcadamente a la desvalorización de bienes raíces en el sector comercial, al dejar vacantes miles de pies cuadrados, que resulta de difícil arrendamiento o venta en este momento. A ello se añade, la pérdida en patentes municipales y las implicaciones en la dinámica migratoria de puertorriqueños.

Para el economista Santos Negrón, señaló que aunque el caso de Sam´s responda a una decisión corporativa a nivel central, es claro que el mercado local no abona a desarrollar un ambiente de negocio lucrativo al presente. “Los negocios se establecen para generar ganancias, de no lograrse los resultados estimados, comienza a caer el valor de las acciones y es ahí cuando comienzan a tomarse decisiones severas. Sam’s en Puerto Rico no está viendo perspectivas de gran rendimiento en el ambiente local ante las condiciones actuales, donde impera la migración, y el cierre de negocios, población a la que ellos responden. Este tipo de negocio,  no es el que se va en pedazos”, analizó Negrón.

Dijo que en otro tipo de negocios, por el contrario, “suele cerrar algunas tiendas en lo que la economía se estabiliza y se recupera, y luego reinician operaciones nuevamente”.

Negrón sostuvo que los cierres en la magnitud del anunciado ayer generan un impacto multiplicador adverso, ya que no solo se pierden empleos directos, también indirectos, el pago de patentes y contribuciones municipales, y alimenta la migración frente a las escasas oportunidades de reempleo.

Cabe recordar que los pronósticos del sector comercial es que el colapso energético luego del huracán María provocará que más de 5,000 comercios detallistas ya no abrirán puertas.

Desmentido a la derogación de la ley de cierre

El analista de asuntos de comercio al detalle, Gilberto Arvelo  (Dr. Shoper), comentó que Sam´s es una cadena cuyo patrocinio depende grandemente de comerciantes pequeños y medianos, muchos de los cuales no han podido reanudar operaciones o han optado por cerrar las mismas. También tienen entre su clientela a jóvenes profesionales, muchos de los cuales se han marchado de la Isla.

“Esto ha reducido grandemente la venta de estos almacenes, y los cierres de ésta y otras cadenas van a continuar, dejando a su paso muchos bienes raíces abandonados y miles de personas desempleadas”, planteó Arvelo.

Recordó la defensa de grandes cadenas de comercios a la ley de cierre, y la promesa de crear más empleos, lo cual no se ha sostenido. “Tal y como siempre dije, la derogación de la ley en nada creaba empleos y lo estamos viendo. Desde que se derogó,  no han cesado los cierres de negocios y las aperturas en días feriados han sido casi inexistente”, añadió el analista.

Golpe a la economía de los municipios

Para municipios como Humacao, donde la mayoría de los comercios permanecen cerrados, así como para Barceloneta y Bayamón, el cierre de Sam´s representan pérdidas millonarias para sus recaudos. En Bayamón, su alcalde Ramón Luis Rivera, estimó la pérdida en cerca de $2 millones, en pago de patentes y contribuciones.

“En momentos como los que vivimos, se trata de una cifra significativa, ya que el efecto de los huracanes minó nuestras reservas y ahorros”, sentenció Rivera.

Para reducir el impacto que en el desempleo del municipio, Rivera se comunicó con representantes de Sam´s para que le suministren un listado con el perfil del personal cesante. La idea es explorar la opción de reubicarlos en varias empresas que buscan empleados en su municipio.

Sam’s emite sus declaraciones

Daniel Morales, director de relaciones públicas de la corporación que opera a Sam´s en los EE.UU., rechazó más cierres en Puerto Rico. En entrevista con EL VOCERO, aseguró que tienen un compromiso con sus asociados y con la Isla, y pagarán a sus empleados hasta el 16 de marzo, mientras esperar reubicar a una parte de los cesanteados. Explicó que a los que no logren re emplear a esa fecha, indemnizarán a los que tengan más de un año en la empresa, en jornada de tiempo completo, y a los de tiempo parcial con más de tres años de labor.

Morales informó que la farmacia en la tienda de Rexville permanecerá abierta hasta el 12 febrero, y las ópticas harán lo propio -tanto en Rexville como en Barceloneta- hasta el 19 de enero.

 “Por el momento serán solo estos cierres. Aunque no puedo predecir el futuro, por ahora no hay nada contemplado. Seguimos comprometidos con la Isla y con su gente. Además,  de que continuamos siendo el club más grande de la Isla con siete establecimientos”, sostuvo Morales. En cuanto a una posible venta de la cadena de supermercados Amigo, que junto a Sam´s y Walmart pertenecen a la misma empresa, no ofreció reacción.