Inicio  





 Lo Más Visto
- El aparato que más electricidad consume en tu hogar
- ASC Alega Que Quedará Insolvente Si Reserva $47.1 Millones Para Caso De Clase
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com
- Liberty vuelve a fallar
- Acusan a contratistas de Dior de explotar a trabajadores




  Por el libro
Bookmark & Share

5 de junio de 2024

El Vocero

El más reciente estudio de Radiografía del Consumidor evidenció
que el promedio mensual en la compra de alimentos en lo que va
del 2024 —$452— se mantuvo muy similar a lo experimentado
en 2023 —$453—.
La espiral inflacionaria de 3.4% ha generado preocupación en el
sector, tras no descartarse una posible reducción en la venta de
productos, que ahora se venden por un precio mayor.
El vicepresidente de la Cámara de Mercadeo, Industria y
Distribución de Alimentos (MIDA), Manuel Reyes, explicó que en
el año fiscal 2021-2022, después de la pandemia, Puerto Rico
registró un incremento de casi $1 billón con el Block Grant de los
fondos del Programa de Asistencia Nutricional (PAN). No
obstante, aunque el Block Grant ha ido aumentando a través del
Thrifty Food Plan y de ajustes por costos inflacionarios, llegando
alcanzar casi $2.9 mil millones, aún no ha llegado a lo registrado
en 2021-2022.
Sostuvo que para establecer el promedio mensual en las
compras de alimentos estuvieron observando también el nivel de
endeudamiento y los ahorros.
Reyes mencionó que para 2020 hubo un incremento en los
depósitos de ahorro en Puerto Rico debido al acuartelamiento
durante la pandemia y no se tenían gastos, representando un
 
incremento en los ahorros de los puertorriqueños, cuantía que ha
ido disminuyendo dramáticamente después de 2020, al tiempo
que han ido incrementando las deudas.
Por otro lado, con datos suministrados por la firma Inteligencia
Económica para establecer el gasto promedio mensual, se
mencionó el gasto adicional que representa el Impuesto de
Ventas y Uso (IVU), ante el alza en el precio de los productos.
Acorde con Reyes, “aunque no necesariamente han bajado —los
precios—, se ha ralentizado el aumento”.
Otra preocupación es la disponibilidad de inventario, ya que,
según el ejecutivo, hay una tendencia preocupante en el tema de
las importaciones. “Según la Autoridad de Puertos, en términos
de movimiento de carga y... de contenedores hay una tendencia
hacia la baja o hacia regresar a números prepandemia, por lo que
también hay que ir observándolo”, acotó.
Hallazgos del estudio
El estudio comisionado por MIDA evidenció, además, que cerca
del 28% de las personas entrevistadas siempre van con el dinero
contado para realizar la compra, mientras que el 35% es a veces
y el 37% nunca. Cabe destacar, que los beneficiarios del PAN,
representados en un 39%, informaron que siempre van con el
dinero contado.
“Esto es bien preocupante porque a través de los últimos años
hemos visto que el consumidor se ha visto afectado, que el
consumidor dice estoy ahogado, no sé cómo voy a seguir
viviendo. Se está comprando, pero el presupuesto es el mismo.
Se está comprando menos porque los chavos no dan”, expresó
 
Richard Valdés, presidente del Comité de Radiografía del
Consumidor.
Por otro lado, del estudio se desprende que los productos que se
adquieren regularmente en la compra son: carnes frescas y/o
congeladas, arroz, pan, huevo, granos, vegetales, entre otros.
Asimismo, informan que uno de los principales productos que
hacen salirse a los consumidores de su presupuesto son las
carnes frescas y/o congeladas con un 43% en este año,
representando un aumento de 18% comparando con el 2023,
cuando era un 25%.
Cocinar en la casa como solución
Según datos presentados, el 92% de los consumidores
entrevistados identificaron el cocinar en su casa como una
alternativa de ahorro, y el 50% cocina para varios días.
La presidenta de la empresa que tuvo a cargo la realización del
estudio, Lighthouse Strategies, Diana Rodríguez, comentó que la
tendencia de cocinar en la casa ha ido evolucionando a lo largo
de las décadas. Compartió, además, que para 1996 el 48% de
los consumidores respondían que cocinaban en la casa, mientras
que para 2010 aumentó a 79%, a la vez que en 2024 el 92%
respondió que cocinaba en su casa.
“Es interesante ver cómo ha cambiado ese comportamiento y no
solamente que están actualmente cocinando en su casa, sino
que fuimos más allá y le preguntamos ¿cuál de las comidas tú
estás cocinando más en tu hogar? Ha habido definitivamente un
gran cambio en estas tendencias”, sostuvo Rodríguez.
 
Utilizan la tecnología para pagar
Por otro lado, se informó que el 48% de los consumidores utilizan
el “self checkout” cuando realizan las compras. Asimismo, el
estudio reflejó que el 86% de los consumidores prefieren hacer
compras físicas versus un 14% que las realiza en línea.
“El consumidor se acostumbró en los años de la pandemia a no
hacer fila por el distanciamiento social e internalizó en esos años
el uso de la tecnología como parte de su compra cotidiana. Por
eso, tenemos que continuar innovando atentos a las necesidades
de ese consumidor, pero de igual modo, implantarla con las
precauciones necesarias para evitar el mal uso de ella. Es lo que
pasa con toda la tecnología, hay que abrazar la innovación con
los ojos abiertos y las debidas precauciones”, expresó, por su
parte, Félix Aponte, primer vicepresidente de MIDA.