Inicio  



 Lo Más Visto
- RECLAMO EN TORNO AL ALIMENTO DE PRECIO EN VENT A DE GAS LICUADO
- Si cancelaste tu viaje podrían devolverte tu dinero
- No cerrarán JCPenney ni Aldo en Plaza
- Se pierden 90,800 empleos en el sector privado
- Otras 10,000 personas solicitan beneficios de desempleo y ya son más de 265,000




  Por el libro
Bookmark & Share

5 de mayo de 2020

La Opinion

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este lunes que plantea emitir una deuda de $2.99 billones de dólares ($2.99 trillions, en inglés) para poder financiar de abril a junio las políticas destinadas a mitigar los efectos económicos de la crisis del coronavirus.

El año pasado, el Tesoro pidió $1,28 billones de dólares para un plazo doce meses, menos de la mitad de lo que solicita ahora para un único trimestre.

El acusado incremento viene a responder “al impacto del brote de COVID-19, como los gastos de la nueva legislación para ayudar a las personas y las empresas, los cambios en los recibos de impuestos, o el aplazamiento de los impuestos individuales y comerciales de abril-junio hasta julio”, dijo el departamento en un comunicado.

Para el tercer trimestre (julio, agosto y septiembre), el Tesoro indicó que planea pedir prestados otros $677,000 millones de dólares. Todo apunta a que para final de año se podría alcanzar un número récord de déficit. En los primeros seis meses del actual año fiscal (desde octubre de 2019 hasta marzo de este año), EEUU ya emitió 744,000 millones de deuda.

En total, la deuda de EEUU está ya cerca de los 25 billones de dólares, según los propios datos del Tesoro. El departamento argumentó la necesidad del endeudamiento para financiar los programas destinados a ayudar a las personas que se han quedado sin empleo como consecuencia del brote de COVID-19, así como a las pequeñas y medianas empresas.

Además, la recaudación fiscal del país también ha sido menor después de que el Gobierno decidiera retrasar del 15 de abril al 15 de julio la fecha que tienen los contribuyentes para hacer la declaración de impuestos.

En abril, la Oficina de Presupuesto del Congreso de EEUU (CBO, por sus siglas en inglés) proyectó que el déficit fiscal se triplicará hasta alcanzar los 3.7 billones de dólares al término del año fiscal 2020. El primer cálculo de evolución del producto interior bruto (PIB) del primer trimestre del año reveló una contracción del 4.8% anual.