Inicio  



 Lo Más Visto
- Cómo ahorrar dinero con 7 simples pasos y no morir en el intento
- Más caros los boletos de avión
- 9 trucos que utilizan las tiendas para que gastes más
- Causa para juicio contra exempleado de seguridad
- ¿Qué puedo conectar a la planta eléctrica de mi casa?




  Por el libro
Bookmark & Share

10 de enero de 2018

El Vocero

Miles de clientes bancarios que se acogieron a la moratoria de tres meses provista por las instituciones financieras de la Isla tras el paso del huracán María están recibiendo notificaciones sobre el pago de intereses acumulados en préstamos de autos y personales, tarjetas de crédito y de aportaciones requeridas a la reserva de préstamos hipotecarios durante dicho período.

A nivel de industria, prácticamente todas las instituciones financieras le ofrecieron la moratoria de tres meses a sus clientes de préstamos personales, de autos e hipotecarios, al igual que a los de tarjetas de crédito, para ayudarlos a recuperarse por pérdidas materiales o gastos imprevistos incurridos por María.

Básicamente la moratoria exime a los clientes de realizar pagos mensuales a la institución durante los meses cubiertos por la misma. Durante la moratoria, los bancos eliminaron los recargos por pago tardío o “late fees” en todos los productos.

Sin embargo, los intereses por mantener el balance de los préstamos y las tarjetas durante ese tiempo, al igual que las aportaciones a la reserva de las hipotecas sí aplican, confirmó José Teruel, vicepresidente del área de servicios de crédito al consumidor de Banco Popular, en entrevista con EL VOCERO.

“Eso es lo que los bancos han estado enviando por carta a sus clientes, aclarando por cuánto son los intereses por esos tres meses. No es que se tengan que pagar inmediatamente, sino simple y sencillamente es una divulgación de que el cliente escogió aprovechar esta oportunidad de no pagar. Al balance no bajar, se mantiene un poco más alto por más tiempo, y se le cobran los intereses, pero no los recargos”, sostuvo Teruel.

De acuerdo a Javier Hernández, primer vicepresidente de administración de hipotecas de FirstBank, en el caso del banco que representa, no han emitido estados de cuenta que reflejen los cargos con intereses o aportaciones a la reserva.

“En el caso de los préstamos hipotecarios, tenemos clientes que tienen el sistema de pagos con libreta, y otros con estados de cuenta mensuales para realizar sus pagos y que permite que se reflejen cargos, divulgaciones, entre otros. Ningún cliente bajo la moratoria fue adjudicado con cargos por demora”, aclaró Hernández.

Flexibilidad al cliente

El cliente destacó Teruel, siempre tuvo la flexibilidad de acogerse a la moratoria, o de continuar haciendo sus pagos. En el caso en donde la moratoria se adjudicó automáticamente, el cliente siempre podía llamar para declinarla y continuar haciendo sus pagos, indicó. Sin embargo, clientes de diferentes bancos que se ha comunicado con EL VOCERO, sostienen que nunca fueron informados de que habían sido incluidos en la moratoria y lo que debían hacer para quedar fuera de la misma.

Una vez concluye el periodo de moratoria, el cliente continúa haciendo sus pagos de manera regular. El banco, añadió, ha incorporado procesos nuevos para asegurarse de que el cliente entiende las opciones que se le dieron, y si necesita tiempo adicional para atender cualquier situación particular que pudiesen tener.

A los clientes de préstamos personales o de autos que estuviesen al día no se le requirió pago durante los tres meses de la moratoria. Los de tarjeta de crédito que estuviesen al día o con menos de 30 días de atraso, tampoco se les requirió pago mínimo durante dicho período. “De nuevo, siempre tuvieron la opción de hacer cualquier pago que quisiesen hacer”, comentó Teruel.

Varias opciones con las hipotecas

En el caso de las hipotecas, las soluciones disponibles a los clientes dependían de si la misma era del banco o de un inversionista como Fannie Mae, Sallie Mae, o Freddie Mac, o garantizado por el FHA.

“Lo que sí fue uniforme a nivel de industria es que los bancos requirieron que el cliente los llamara, para otros fue más automático. En el caso de Popular, se mencionó desde el día uno que le íbamos a dar a los clientes hasta finales de año, o sea de octubre a diciembre, y ahora en enero estamos en el proceso donde el cliente nos confirme cuál es la alternativa escogida para cubrir los pagos atrasados que más le conviene”, indicó el ejecutivo de Popular.

La opción más común ha sido la modificación de la hipoteca, donde los tres meses de la moratoria se mueven al final del término del préstamo. Otras opciones incluían hacer los tres pagos juntos al final del término de la hipoteca, o conjuntamente con el pago de enero.

“De enero en adelante van a ser meses de mucho movimiento, de muchas llamadas. Nosotros hemos estado trabajando en una herramienta web en Popular.com que estaremos lanzando en los próximos días, donde los clientes con su número de cuenta y una información que se va a solicitar, podrán ver lo que les aplica específicamente para su préstamo y confirmar mediante un método electrónico que es lo más que les conviene”, comentó Teruel.

Se llamó a otras instituciones financieras, pero las entrevistas no fueron posibles al cierre de la edición.