Inicio  



 Lo Más Visto
- Las 10 mejores ofertas de alimentos según doctorshoper.com




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

9 de febrero de 2022

AP

Hyundai y Kia informarán a los propietarios de casi 485,000 vehículos vendidos en Estados Unidos que los estacionen al aire libre porque pueden incendiarse, aunque los motores estén apagados.

Los llamados a revisión de los dos fabricantes de automóviles coreanos se suman a una larga serie de problemas de incendios y fallos del motor que han perseguido a las empresas durante los últimos seis años.

En esta ocasión, el problema es la contaminación del módulo de control de los frenos antibloqueo, que puede provocar un cortocircuito.

Esto aumenta el riesgo de incendio mientras los vehículos se conducen o están estacionados.

Los modelos afectados de Kia son ciertas camionetas Sportage de 2014 a 2016, y el sedán K900 de 2016 a 2018. Los Hyundai retirados incluyen ciertas SUV Santa Fe de 2016 a 2018, Santa Fe Sports de 2017 y 2018, Santa Fe XL de 2019 y las SUV Tucson de 2014 y 2015.

Los fabricantes de automóviles dicen que tienen 11 reportes de incendios en Estados Unidos, pero no de lesiones.

Los documentos publicados el martes por los reguladores de Estados Unidos dicen que los propietarios deben estacionar los vehículos en el exterior y lejos de las estructuras hasta que se realicen las reparaciones.

Los concesionarios sustituirán un fusible.

Además, los concesionarios de Hyundai inspeccionarán los módulos de control y los sustituirán si es necesario.

Hyundai enviará cartas de notificación a partir del 5 de abril, y Kia las enviará el 31 de marzo.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras dice que los propietarios pueden ir a www.nhtsa.gov e introducir su número de identificación del vehículo de 17 dígitos para ver si su automóvil es objeto de la revisión.

Kia dijo que hay señales de advertencia que los conductores podrían ver u oler.

La luz de advertencia de los frenos antibloqueo podría encenderse, y podrían oler algo quemándose o derritiéndose, o ver humo saliendo del compartimento del motor.