Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

21 de noviembre de 2017

Escambray

Washington, 20 nov (PL) El 70 por ciento de los estadounidenses considera que Puerto Rico carece de la ayuda necesaria tras el paso del huracán María por la isla el 20 de septiembre, de acuerdo con un sondeo difundido hoy.

 

La encuesta de la Fundación de la Familia Kaiser encontró que el número de personas con ese criterio supera ahora al registrado el mes pasado, cuando el 62 por ciento de los entrevistados estimó que el territorio con el estatus colonial de Estado Libre Asociado no recibía la asistencia requerida.

Solo 20 por ciento de los participantes en la encuesta manifestó que los boricuas tienen una asistencia positiva luego del devastador meteoro, y nueve por ciento dijo desconocer el tema o rechazó emitir una opinión.

Por otra parte, seis de cada 10 sondeados valoraron que Texas sí ha tenido la ayuda adecuada luego del azote del huracán Harvey en agosto último, frente al 36 por ciento que no lo ve de ese modo.

De acuerdo con el estudio, los puntos de vista sobre la recuperación en la isla caribeña varían según las filas partidistas, pero este mes aumentó a 52 por ciento la cifra de republicanos que considera que los boricuas aún no reciben la asistencia precisa, en comparación con un 32 por ciento en octubre.

Al mismo tiempo, la mayoría del público (59 por ciento) dijo que el gobierno federal no está haciendo lo suficiente para restaurar la electricidad y el acceso a alimentos y agua en Puerto Rico.

Con relación a este punto, más de seis de cada 10 republicanos (63 por ciento) sienten que la administración está haciendo lo adecuado, pero el 59 por ciento de los independientes y el 86 por ciento de los demócratas sostuvo que no es así.

A casi dos meses del desastre causado por María, la mitad de la isla aún no tiene electricidad estable, el agua escasea y es difícil la distribución de suministros.

Miles de personas salieron ayer a las calles de esta capital para exigir reformas legislativas que favorezcan al pueblo de Puerto Rico y a su desarrollo socioeconómico.