Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Pa'que te montes
Bookmark & Share

21 de noviembre de 2017

El Vocero

El presidente de Triangle Dealer Group, Carlos Vaillant, adquirió dos de las seis operaciones del conglomerado de concesionarios de vehículos de las marcas Chrysler, Dodge, Jeep y Nissan, ubicadas en Ponce y Mayagüez.

Por un monto no revelado aun, la compra venta se completó el 3 de noviembre, mediante la cual Vaillant ahora posee la participación total de los concesionarios de Triangle en Ponce y Mayagüez, que ocupan los lugares primero y segundo en ventas para la cadena.

Triangle pertenece a una división de Penske Automotive Group, con base en Michigan, la cual opera 326 franquicias automotrices minoristas que representan 39 marcas y 26 centros de reparación de colisiones en todo Estados Unidos, Europa Oriental y Puerto Rico.

“En estas circunstancias siempre todo es un riesgo, pero esas son dos operaciones que manejamos desde sus inicios y tenemos fe de que contra viento y marea pueden sobresalir exitosamente”, señaló Vaillant, en entrevista con EL VOCERO.

Bajo su presidencia en Triangle, Vaillant ya tenía amplio conocimiento de las concesiones adquiridas, la de Ponce que inició operaciones en 1993 y la Mayagüez en 1990. La marca Nissan la comenzaron a trabajar en Mayagüez para el 2002.

Sobre el contexto de la venta, Vaillant dijo que son oportunidades que surgen y grupo Penske ha hecho modificaciones en su negocio para concentrar sus esfuerzos en líneas “premium” como Lexus. El grupo Penske ahra opera Lexus Ponce, Triangle Honda en la avenida 65 de Infantería, Triangle Lexus de San Juan y Triangle Toyota de San Juan.

Se le preguntó a Vaillant si no asumió un riesgo muy alto, en vista de la situación actual de la Isla luego del paso del huracán María, a lo que respondió que siempre hay un riesgo considerable en transacciones de esta índole, pero va a un negocio que le resulta transparente porque lo conoce desde hace años.

“Como te decía, sí hay un riesgo, pero era muy importante salvar eso 170 empleados que trabajan en esas dos operaciones y que han sido muy dedicados. Se hizo el esfuerzo”, manifestó Vaillant.

En cuanto a sus expectativas y cómo asume la competencia que según representantes de la industria automotriz será cada vez más intensa en el sector, Vaillant afirmó que “hay que reinventarse diariamente”.

“En el caso de estas dos operaciones, modificamos algunas proyecciones pero no hemos cambiado las órdenes de vehículos, salvo reforzar el segmento de Pick Up y las 4x4, porque con toda esta situación del huracán se va a fortalecer ahora”, agregó el empresario, e informó que además de sus dos operaciones en Ponce y Maygüez, se mantendrá en la presidencia de los concesionarios Triangle en la Isla.

En cuanto a la estructura organizacional y gerencial, dijo que no habrá cambios y los beneficios que poseían los empleados al momento de la transacción se mantienen.

Mencionó que según análisis que han hecho, en el pasado, luego de eventos como huracanes la industria ha experimentado alza en ventas, por encima de las 100,000 unidades. Eso ocurrió luego de Hugo y de Georges.

Sin embargo, ya hace varios años, según avanzó la recesión económica en la Isla, la venta de vehículos no alcanzan la cifra de las 100,000 unidades anuales. “Toda esta situación va a traer algún tipo de aumento y tradicionalmente ha sido así”, abundó Vaillant.

El crecimiento se espera en vehículos Pick Up y todo terreno, donde las marcas que representa Triangle, poseen amplia variedad de modelos. “Vemos un buen futuro”, sostuvo.