Inicio  





 Lo Más Visto
- LAS 20 MEJORES OFERTAS DE LAS TIENDAS DE ALIMENTOS PUBLICADAS EN PUERTO RICO
- Oficina de Asuntos Monopolísticos del Dept. de Justicia toma acción contra empresa de gas licuado
- La impotencia de los constructores de autos frente a las copias chinas
- ¿Cómo es el proceso de ejecución hipotecaria?
- PONENCIA SOBRE PROYECTO DE LA CAMARA 882




  Estirando el chavito
Bookmark & Share

Cada hogar tira a la basura 150 euros al año en electricidad oculta. La chupan aparatos que creemos que están desconectados -como la lavadora- o en modo reposo, pero que siguen gastando electricidad.

¿Cuánto hace que no apagas del todo la tele? Parece que ha pasado siglos, pero hace apenas quince años los televisores se apagaban con un botón cuando dejábamos de verlos. Tenías que levantarte del sofá y Y al apagarlos dejaban de gastar electricidad.

Hoy no. Hoy, los televisores están encendidos todo el tiempo. Los dejamos siempre en reposo. Gastan 1W la hora. Pero quizá es lo que menos gasta. Sorprendentemente, algunas lavadoras están siempre en reposo -¿quién las desengancha de la red?- y consumen hasta 4W hora cuando creemos que están apagadas.

El apartito de la televisión por cable o por satélite consume más de 25W apagado.

Un ordenador apagado cargándose consume una media de 50W, pero si lo dejamos enchufado a la red cuando ha terminado de cargarse, aunque esté apagado gasta 27W.

Y así muchos de los aparatos que dejamos enchufados a la red. 

Hasta chuparse un cuarto de nuestra factura de la luz.

Un estudio del estado de California acaba de demostrar que un veintico por ciento de la electricidad de un hogar la consumen aparatos conectados  a la red que no estamos utilizando. El gasto eléctrico de esta energía desperdiciada en Estados Unidos supone el 37 por ciento de las emisiones del peligroso dióxido de carbono. El que se está cargando la capa de ozono.

Los autores del estudio recomiendan que hagamos el esfuerzo de desconectar los móviles y los ordenadores de la red cuando estén cargados. Que apaguemos la tele del todo si no la vamos a ver en un buen rato. Que desenchufemos también los routers, decodificadores y el resto de aparatos tecnológicos cuando no estamos en casa.

Pero entonces tendríamos que pasarnos la vida apagando y encendiendo cosas.

Práctico no parece. Aunque ahorraremos dinero y ganaremos años de vida para el planeta.