Inicio  

 Lo Más Visto
- Al garete la reducción del IVU a alimentos preparados
- Evaluación de la marca de arroz Great Value grano largo
- Cómo reducir los residuos plásticos que generamos
- Investigan presunto fraude en venta de café "Mi AEELA"
- Acusan a cocinero por tumbarse $38,000 del restaurante donde trabajaba




  Por el libro
Bookmark & Share

29 de agosto de 2019

El Vocero

Como respuesta al reclamo de la industria automotriz de que se elimine o se sustituya el impuesto al inventario, la gobernadora constitucional Wanda Vázquez Garced se comprometió con el Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA) a escuchar sugerencias del sector privado que puedan repercutir sobre el desarrollo de una economía más sólida.

La venta de automóviles juega un papel esencial en la economía del país y a juicio de representantes del sector empresarial, del gobierno y la banca -que se dieron cita a la sexta conferencia de GUIA en Vivo Beach Club- esta representa uno de los indicadores económicos y de progreso más importantes de la Isla.

“Reconocemos los grandes retos que tiene la empresa de venta de automóviles y sabemos que parte de estos son los arbitrios, el impuesto al inventario, la solicitud de permisos y la reducción poblacional. Como gobernadora estoy comprometida en escuchar sus reclamos y poder analizarlos para establecer medidas que aporten al desarrollo y a una industria sostenida en la venta de automóviles”, sostuvo Vázquez Garced.

El impuesto al inventario obliga a los comercios a pagar anualmente un 10% aproximado de impuesto por los artículos o productos que tienen almacenados, lo que los obliga a importar cantidades limitadas. La controversia surge cuando luego del huracán aumenta la demanda de ciertos productos -entre ellos los autos- y no había mercancía suficiente por evitar pagarle al gobierno.

El presidente de GUIA, Ricardo García, sostuvo que el objetivo del reclamo es que los negocios puedan ser más ágiles, al tiempo que están hábiles de ofrecer un mejor precio o mejores productos a los clientes. Según explicó, se puede hacer con la eliminación total del mismo o sustitución.

“Como industria favorecemos la eliminación, pero nos preocupa mucho que esto afecte los recaudos del fisco. Nosotros tenemos que ser parte de la solución y no todo es quitar y quitar, por lo que estamos evaluando también la sustitución del mismo. Al final del día buscamos lo mejor para todos… Esto nos cuesta cientos de millones de dólares, así que no es tan fácil”, añadió García.

La gobernadora reconoció que todos los sectores de la economía se han visto impactados negativamente en los últimos años, por lo que aseguró estar concentrada en reencaminar el crecimiento económico de la Isla. Según sostuvo, lo hará mediante medidas que fueron impulsadas por la administración del gobernador renunciante Ricardo Rosselló.

“Esta industria representa un barómetro importante de nuestro crecimiento… Para lograr la estabilidad, he reclamado al gobierno que en nuestras ejecuciones haya cabida para la acción y la ejecución… Reconocemos que parte de esos retos que enfrentan son los arbitrios, el impuesto al inventario, la solicitud de permisos y la reducción poblacional”, comentó la exsecretaria de Justicia.

Vázquez también dijo estar consciente del rol que juegan los fondos federales en la reactivación de la economía local, por lo que centrará sus esfuerzos en lograr que las partidas que aun no llegan a la Isla sean desembolsadas.

Tras el paso del huracán María, estos fondos junto a los desembolsos de las aseguradoras, aumentaron las ventas -incluidas las de los automóviles- y repercutieron positivamente sobre los números de la banca. A poco menos de tres años del embate, los índices económicos han comenzado a mermar.

Ante esto, el economista José Joaquín Villamil, de Estudios Técnicos, indicó que, en efecto, los fondos federales serán el motor de la economía en los próximos tres a cuatro años. Detalló que en el periodo mencionado se estima la llegada de $40 mil millones aproximados que podrían despuntar los índices nuevamente.

“No es extraño que después de un huracán la economía aumente, pero una vez pasa el efecto vamos a ver una reducción moderada en los próximos meses. El nivel de venta va a depender de la velocidad con la cual se desembolsan el resto de los fondos federales”, agregó Villamil.

Por otro lado, el presidente y principal oficial ejecutivo de Oriental Bank, José Rafael Fernández, expresó que la conducta de compra de los consumidores ha cambiado como resultado de los avances tecnológicos, por lo que -además de los reclamos sobre el impuesto- es necesario que los concesionarios en la Isla adopten servicios más tecnológicos para asegurar su sustentabilidad a largo plazo.

“Tenemos que enfocarnos en invertir en la experiencia de compra del consumidor. Necesitamos menos concesionarios y más tecnología. Además, el mercadeo también debe ser digital. Ahí está la clave de crear demanda para la compra de autos. El modelo actual no es sostenible a largo plazo… Si los bancos y los concesionarios de autos no avanzan en la tecnología, llegarán competidores más adelantados y nos arroparán”, puntualizó el ejecutivo.