Inicio  

 Lo Más Visto
- La Reserva Federal de EE.UU. toma medidas contra bancos de Puerto Rico tras las sanciones a Caracas
- Hacienda recauda en enero $23.5 millones más de lo previsto
- New York Times afirma que la producción de Boeing es de mala calidad
- El Medicare es demasiado frágil como para cubrir a todo el mundo
- Investigación legislativa a presunta "venta de viejitos"






  Por el libro
Bookmark & Share

1 de abril de 2019

El Vocero

A partir de mayo, los clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) sabrán exactamente cuánto de la tarifa que pagan va a cubrir los $275 millones que anualmente la corporación reparte en subsidios para el pago de la luz.

Cada año los clientes de la AEE y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) subsidian más de $278 millones; la AEE otorga anualmente casi $275 millones en subsidios y los restantes $3 millones se pagan en subvención del agua.

De estos subsidios, el mayor es a los municipios a través de la Contribución en Lugar de Impuestos (CELI). En este caso, son $83 millones que la AEE otorga en subsidios a los municipios. Los municipios llevan años argumentando que esto no se trata de un subsidio pues es una especie de intercambio puesto que la AEE no paga patentes por las propiedades que tiene en los pueblos. Ángel Rivera de la Cruz, comisionado del Negociado de Energía, explicó que ahora trabajan en establecer una factura “transparente” que identifique a los consumidores cuánto de su pago se va en cubrir los subsidios como el CELI.

“En la factura, hay cargos por compra de combustible y por compra de energía. Ahora el negociado tiene la responsabilidad de verificar que esos factores son correctos”, explicó. “Estamos ahora mismo evaluando los factores propuestos por la autoridad que van a ser utilizados para multiplicarlos por el consumo de clientes y recuperar el CELI, subsidios y compra de energía. El negociado tiene la capacidad de verificar que esos números son correctos y en ese proceso estamos ahora mismo”, agregó.

Esta nueva factura, dijo, se implementará a partir del 1ro de mayo.

“Ese subsidio del CELI se recupera a través de la tarifa y estamos ahora mismo analizando los costos asociados al CELI, asegurándonos que cumple con el reglamento y eso se calcula y va a aparecer en la tarifa”, expresó. “EL CELI y los demás subsidios se están canalizando en el renglón de compra de combustible. Eso se va a eliminar en la factura transparente del 1ro de mayo. Los subsidios van a estar detallados en la tarifa”.

El otro renglón millonario en subsidios en el pago de luz es a los clientes de los residenciales públicos con una tarifa especial. Esto implica $29.3 millones.

En cifras

El subsidio identificado para “clientes residenciales cualificados” es de $18 millones.

El descuento a los hoteles implica $5.3 millones mientras que la tarifa análoga residencial para iglesias y organizaciones sin fines de lucro deja a la AEE sin $4.6 millones.

En el caso de la AEE, los subsidios son en su mayoría aprobados por legislación que ha ido pasando año tras año sin que se hayan revisado los efectos en las finanzas de la autoridad. Efrán Paredes, director de planificación de la corporación, recordó que cada vez que se propone un nuevo subsidio, la autoridad ha ido al Capitolio a plantear que no debe hacerse. Pero, una vez aprobado, debe sumarlo a la lista de subsidios.

“Siempre vamos a vistas públicas, pero es decisión de la Legislatura ponerlo o no. Sí, se está hablando con el Negociado (de Energía) para que tengan idea de lo que cuesta un subsidio a los consumidores y se vea en la tarifa”, dijo. “Cuando ponemos la tarifa transparente, hay un renglón específico donde hay que aclarar qué por ciento corresponde al pago de los subsidios”, enfatizó.

Agregó que lo que la AEE deja de devengar en estos renglones lo paga el resto de los clientes de la AEE.

En cuanto a la AAA, se trata de subsidios aprobados por la corporación pública. Entre julio de 2018 y febrero de 2019, los subsidios beneficiaron a 79,074 clientes, lo que implicó $3.4 millones.

En el caso del agua, los subsidios son para los beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y de la Asistencia Temporera para Familias con Necesidades (TANF, por sus siglas en inglés). Recibe subsidios, además, la Administración de Seguros de Salud (ASES), entidad que se lleva $272,881.

Los recipientes del PAN y del TANF implican $3.1 millones en subsidios.