Inicio  

 Lo Más Visto
- Ordenan ‘recall’ de gotas para los ojos y pomadas vendidas en Walmart y Walgreens
- Califican como estorbos casas habitadas en Ponce
- 4 Problemas de dinero por las que la gente suele divorciarse
- Contratista sustituye a BDO en Educación
- FCA llama a revisión 100,000 Jeep Cherokee por problemas en la transmisión




  Por el libro
Bookmark & Share

9 de julio de 2019

EFE

Santo Domingo, 8 jul (EFE).- Autoridades dominicanas y puertorriqueñas firmaron este lunes una resolución conjunta solicitando a Estados Unidos que libere del pago de una tarifa arancelaria del 25 por ciento al acero que la isla vecina importa desde República Dominicana.

El ministro dominicano de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, y el secretario de Estado de Gobierno de Puerto Rico, Luis Rivera Marín, rubricaron el documento, informó la Cancillería dominicana en un comunicado.

Esta firma se produce después de que el pasado 8 de marzo el Congreso estadounidense aprobara una enmienda a la Ley de Expansión Comercial que permite al presidente norteamericano ajustar las importaciones de artículos (y derivados) que amenacen con perjudicar la seguridad nacional.

La resolución conjunta advierte de que esta tarifa del 25 % encarecería el costo de los proyectos de recuperación que ejecuta el Gobierno puertorriqueño tras el paso del huracán María en septiembre de 2017, labor en la que se emplea el acero dominicano.

Además, el texto expresa que, si bien en 2018 Puerto Rico compró acero a la República Dominicana por valor de 55,8 millones de dólares, tal cantidad apenas equivale a 0,01% del total que recibe Estados Unidos, lo cual no es competencia económica ni representa una amenaza para la seguridad de ese país.

"El porcentaje, aunque parezca bajo, tendría un impacto significativo para Puerto Rico porque nosotros somos los mayores compradores de acero de la República Dominicana", indicó Rivera Marín.

El documento también destaca los lazos históricos entre ambos pueblos, en los que existe un mutuo interés por fortalecer las relaciones de comercio e intensificar la cooperación, así como "la relación económica y comercial que afecta a cada país, en relación a los Estados Unidos".

El canciller Vargas manifestó que mediante acciones conjuntas como esta "seguimos estrechando lazos y continuamos apoyando a Puerto Rico en su proceso de reconstrucción".