Inicio  



 Lo Más Visto
- Imputan irregularidades a hermana de jefa de fiscalía federal en venta de armas
- Encaminado el plan para fijar requisito de empleo para el PAN
- Amigo anuncia el cierre de cuatro supermercados
- Por qué los mejores móviles ahora mismo son los más baratos
- Por qué la AAA pierde la mitad del agua que produce




  Por el libro
Bookmark & Share

27 de febrero de 2018

Primera Hora

La demanda por materiales de construcción está por las nubes ahora que cada vez más personas y negocios están inmersos en labores de reconstrucción. Pero el suministro de materiales no va a la par, y muchos no encuentran lo que buscan, tienen que sustituirlo por algún producto similar, o tienen que ponerse en listas de espera. 

“Esto estaba bien lento. Ahora es que está fluyendo un poco”, explicó Graciela Anqueira, dueña de la Ferretería Quintana, refiriéndose al movimiento reciente de mercancía. 

“Lo que más escasea son productos eléctricos, cables, receptáculos, ‘switches’. Los cables están bien escasos, cable coaxial, cosas de cable tv”, enumeró la comerciante, quien agregó que parte de la dificultad que experimentan negocios más pequeños como el suyo es que “los mayoristas le están dando los productos primero a los grandes y nos dejan para el final”. 

Ricardo Irizarry, de Irizarry Lumber Yard, también dijo que había una escasez de materiales. 

“Lo que más está escaseando es la varilla de media. Pero está escaseando todo, hasta los bloques que se hacen aquí mismo. Hay mucha demanda”, afirmó Irizarry.

“Además, aquí todo entra por agua, y con los impuestos que puso (el presidente Donald) Trump está llegando mucho menos. Hay escasez de zinc, de madera. Eso viene de Estados Unidos. La gente teme traer cosas de otro lado, y que te lo cobren. Tienen hasta un año para cobrarlo”, dijo Irizarrry. 

“También FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias) ha cogido muchos materiales y ha pasado que mayoristas están vendiendo al detal. Prefieren vender directo al público, y no a la ferretería”, agregó Irizarry como otras posibles razones detrás de la escasez. 

En La Casa de las Puertas, negocio que sufrió gran devastación con María, el manager de producción Luis Tarrido alertó que “hay escasez de aluminio, cristales, madera, inclusive de pega, pintura y otros materiales. Ahora mismo vas a buscar un panel de construcción y no lo hay. Y si lo hay, está carísimo”. 

Según Tarrido, el problema con los materiales también tiene que ver con que “todo comerciante trata de tener el inventario al mínimo posible, por el pago de arbitrios. Ahora se multiplica por cuatro o cinco la demanda y no estamos preparados para eso”. 

Tarrido también destacó la presencia de FEMA y la alta demanda como razones para la escasez de materiales de construcción. 

A pesar de los inconvenientes, los comerciantes coinciden en que las ventas están bien, y hay incluso clientes en espera. 

Erika Zayas, directora ejecutiva de la Asociación de Comerciantes de Materiales de Construcción, confirmó que “la industria de materiales de construcción ha experimentado un crecimiento por la gran demanda a raíz de reconstrucciones. Y se espera que la tendencia se mantenga por lo menos por los próximos dos años”. 

Según Zayas, ese crecimiento va de la mano de los fondos federales para recuperación y reconstrucción que están llegando a la Isla, así como los pagos de compañías aseguradoras. 

Reconoció, no obstante, que “muchas compañías están aún en proceso de recibir los fondos y los materiales que han pedido”. Además, “muchas compañías perdieron parte de su capacidad y se están recuperando poco a poco”. 

“También está la situación de FEMA, que se vio en la necesidad de usar una parte importante de los inventarios para atender la emergencia, y también ocuparon espacio en los puertos, en la transportación en camiones”, agregó Zayas. 

Por otro lado, hay “productos que se compraban en el extranjero, como el zinc, que viene de China, y la varilla, que la más vendida viene de Turquía, o la madera Douglas Fir, que viene de Canadá, que se afectan con el impuesto de (el presidente) Trump”.

“Todo eso se refleja aún en los inventarios”, destacó Zayas, agregando la materia prima para cementicios y las pinturas a los productos que han recibido impuestos adicionales. 

Zayas, de hecho mencionó entre los productos de más demanda actual la madera, el garvalum (zinc), artículos de electricidad, bloques, selladores de techo, pintura y productos cementicios.