Inicio  



 Lo Más Visto
- Imputan irregularidades a hermana de jefa de fiscalía federal en venta de armas
- Encaminado el plan para fijar requisito de empleo para el PAN
- Amigo anuncia el cierre de cuatro supermercados
- Por qué los mejores móviles ahora mismo son los más baratos
- Por qué la AAA pierde la mitad del agua que produce




  Por el libro
Bookmark & Share

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador contra las compañías audiovisuales Atresmedia y su filial al 100% Atres Advertising y contra Mediaset España Comunicación, SA y su filial al 100% Publiespaña por posibles prácticas restrictivas de la competencia, según explica Competencia en un comunicado.

El supervisor investiga supuestas prácticas abusivas en el mundo de la publicidad en España. El órgano presidido por José María Marín Quedama inició la investigación de oficio a partir de los datos públicos relativos al mercado de la publicidad televisiva en España y de otros datos obtenidos por el propio organismo de expedientes previos sobre las condiciones de contratación impuestas a los anunciantes y agencias de medios para la comercialización de publicidad televisiva.

Publicidad simultánea

"De la información disponible se deducen indicios racionales de la comisión de infracciones derivadas de las condiciones de contratación con anunciantes y agencias de medios, condiciones en las que se contienen obligaciones que podrían ser contrarias al buen funcionamiento del mercado, al reservarse de manera injustificada una parte del mismo y obstaculizar la competencia de terceros", recoge la CNMC en la nota.

El supervisor enumera las prácticas colusorias. Estas empresas, Mediaset y Atresmedia, tienen los expedientes sancionadores abiertos por exigir supuestamente a anunciantes y agencias de medios el cumplimiento de cuotas relativas de inversión publicitaria en sus respectivas televisiones, según la CNMC. Este organismo también valora si han realizado "contrataciones conjuntas de publicidad televisiva en distintos canales de cada uno de los dos operadores de televisión, a través de la emisión en simulcast de la mayoría de las campañas publicitarias, así como la vinculación de paquetes.

Las empresas rechazan la acusación

La incoación del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC.

Las empresas investigadas rechazaron ayer las acusaciones de la CNMC. Mediaset insistió, a través de una nota, que "no dispone de posición de dominio ninguno en el mercado de publicidad y, por tanto, no dispone d ecapacidad para imponer condiciones abusivas de ningún tipo a sus clientes". Por su parte, Atresmedia insistió en que "cumplen con rigurosidad las condiciones y limitaciones impuestas por el Organismo de Competencia, incluso cuando estas han dejado de estar vigentes", según recoge Europa Press.