Inicio  





 Lo Más Visto
- Compras de farmacia ¿cuál es más barata?
- Se desploman las ventas de viviendas
- Piden se atiendan querellas por cobro de Auto Expreso
- Hyundai y Kia retiran compactos por defecto con luz de freno
- La pobreza alcanzará a más de la mitad de la población




  Por el libro
Bookmark & Share

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

AT&T, Altán, Telefónica, Izzi y otras 17 empresas de telecomunicaciones acusaron este jueves a América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim, de querer "revertir la reforma constitucional de telecomunicaciones" con sus intentos de eliminar el cobro de la tarifa de interconexión en el país.

"Telmex y Telcel (propiedad de América Móvil), acostumbrados a obtener ganancias extraordinarias, no se quieren adaptar a la presión competitiva de los demás operadores y buscan echar abajo la reforma", indicaron las compañías en un desplegado publicado este jueves en periódicos de difusión nacional.

Esta es la más reciente escalada de tensiones entre América Móvil y sus competidores por el tema de la interconexión cero, que permite que los competidores de América Móvil —como Telefónica y AT&T— no paguen a las empresas de Carlos Slim (Telcel y Telmex) por las llamadas que terminan en sus redes. En cambio, el grupo de Slim sí debe pagar por la interconexión, que es cuando las llamadas de sus clientes terminan en las redes de sus competidores.

"El no cobro por la terminación de llamadas en la red del AEP (Agente Económico Preponderante; América Móvil) ha hecho posible que otras empresas -tanto móviles como fijas- inviertan en sus propias redes y puedan ofrecer planes atractivos a los usuarios, motivando así la competencia en el sector de telecomunicaciones. Su eliminación causará un daño irreversible e irreparable al incipiente ambiente de competencia en México", advierten las compañías.

Las 21 firmantes del desplegado argumentan que la petición de América Móvil a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que se devuelva al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) la facultad para establecer las tarifas de interconexión arrancaría al Congreso de la Unión (quien fijó la llamada interconexión cero) la posibilidad de ser un contrapeso que permita la competencia en el país, en detrimento de la sociedad.

"Desde la perspectiva de los consumidores, eliminar esta medida para debilitar el régimen asimétrico, dañará a las personas y a las empresas que dependen de las telecomunicaciones como un insumo esencial para su actividades diarias" y revertirá la tendencia desinflacionaria en el sector, señalaron las empresas en el comunicado.

Este mes, la SCJN revisará el artículo 131 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que abarca la llamada interconexión cero, para determinar si es constitucional, porque fijar tarifas es una atribución del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), mientras que la tarifa cero fue establecida por el Congreso.

Tanto el Poder Legislativo como el IFT estuvieron de acuerdo en que América Móvil tuviera una regulación asimétrica (medidas que se aplican sólo a este grupo) mientras conserve más del 50% del mercado.

A finales de junio, la SCJN falló en favor de una unidad de América Móvil contra Pegaso PCS y Grupo de Telecomunicaciones Mexicanas, ambas de Telefónica, en un caso que involucra tarifas cobradas por interconectar llamadas entre sus redes en 2015.