Inicio  



 Lo Más Visto
- Sobre un millón de residentes en Puerto Rico involucrados en incidente de seguridad de Equifax




  Por el libro
Bookmark & Share

22 de junio de 2017

Miami Herald

Kyra Gurney

kgurney@miamiherald.com

Dos ex estudiantes de Miami-Dade están demandando a la Junta Escolar luego de haber descubierto de que sus números de Seguridad Social y sus calificaciones académicas estaban en internet junto con la información personal de cientos de otros estudiantes.

Los demandantes hicieron una búsqueda muy simple de sus nombres en internet y descubrieron que toda esa información estaba expuesta en el website del distrito escolar de Miami-Dade, de acuerdo con la demanda.

“El descuido con que el distrito maneja la información privada de los estudiantes es algo que necesita ser arreglado”, dijo la abogada Stephanie Langer en una declaración. Los estudiantes están pidiendo tanto una indemnización monetaria por daños y prejuicios como una “renovación” de la política del distrito escolar con respecto a la protección de la información de los estudiantes.

El distrito escolar de Miami-Dade calificó el hecho de “incidente aislado”, y dijo que se estaba llevado a cabo una revista forense para determinar de dónde había venido la información, y si es auténtica.

“El distrito escolar no hace declaraciones con respecto a litigación alguna que esté pendiente o por presentarse; no obstante, las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade toman muy en serio toda medida que ponga en peligro la privacidad y confidencialidad de los estudiantes”, dijo la portavoz del distrito escolar Daisy González-Diego. “Nosotros empleados todos los métodos razonables para proteger los expedientes estudiantiles. Tan pronto como este incidente nos fue reportado, la página web fue retirada de inmediato”.

En una entrevista realizada en marzo, los demandantes dijeron al Miami Herald que, desde que descubrieran que su información personal estaba expuesta en Internet, ambos han estado chequeando tanto su puntaje de crédito como su cuenta de banco por lo menos una vez al día para asegurarse de que nadie les ha robado su identidad.

“Honestamente, yo me puse furioso. Pensé que se trataba de una violación de mi privacidad, y me puse muy preocupado”, dijo uno de los demandantes. “Yo sé el daño que una persona, una mente y una computadora pueden hacer”.

Langer dijo que el problema no son sólo los números de Seguridad Social, sino además el hecho de que las calificaciones de los exámenes estandarizados de los estudiantes estaban puestas en Internet. Muchas compañías hacen búsquedas de Google de sus posibles empleados, y tener calificaciones bajas en los exámenes disponibles públicamente podrían impactar negativamente las perspectivas laborales de los demandantes, afirmó.

El bufete legal no ha notificado a los demás estudiantes cuya información estaba disponible en Internet ni ha divulgado los nombres “por temor a que esto pudiera diseminar aún más la información”, dijo Langer, y agregó que tiene la esperanza de que cualquier acuerdo al que se llegue incluya la notificación a todos los estudiantes impactados. El bufete legal también presentó una queja ante el Departamento de Educación federal de acuerdo con la Ley de Derechos Educacionales y Privacidad de la Familia (FERPA), la cual protege la privacidad de los estudiantes.

Langer añadió que la lista de estudiantes que los demandantes encontraron fue descubierta con sólo buscar en Google dos nombres, lo cual presenta la posibilidad de que la información personal de otros ex estudiantes de Miami-Dade estudiantes también esté disponible en Internet.

La demanda pone en evidencia la vulnerabilidad de los distritos escolares con relación al robo de información y las amenazas de seguridad cibernética. Los distritos escolares de gran tamaño como el de Miami-Dade manejan la información personal, incluyendo sus números de Seguridad Social, de cientos de miles de estudiantes tanto presentes como pasados, además de información sobre miles de empleados y familiares. El pasado otoño, Miami-Dade fue blanco de un intento de piratería cibernética. Además de la piratería, según los expertos, los distritos escolares son asimismo vulnerables a otras formas menos sofisticadas tecnológicamente de robo de información, debido al número de empleados que tienen acceso a la información de los estudiantes.